El discurso “camaleónico” del SNTE.

Hasta el momento, no he autorizado al Comité Ejecutivo Nacional del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) para que me envíe mensajes a mi dirección de correo electrónico de manera personalizada, sin embargo, recibo información periódica elaborada por esa dirigencia nacional y sus equipos de comunicación. Aunque soy miembro del sindicato, como docente de la UPN desde hace más de 29 años, en ningún momento, repito, he autorizado a que me envíen información desde una cuenta que desconozco.

Al revisar la información y al ver el formato que utilizan los comunicadores de la cúpula sindical, observo que no existe ninguna diferencia entre estos mensajes y los que envían las compañías que publicitan viajes comerciales o paquetes para tomarse unas vacaciones en Cancún. Pero lo más grave no es eso, sino el contenido de la información que envían. Los mensajes propagandísticos enviados, carentes de un análisis sobre la realidad laboral del magisterio y sin invitar al ejercicio de una actitud reflexiva, son consistentemente demagógicos y sobre todo “acomodaticios” o camaleónicos, los cuales se entregan desde una cuenta, para mí, poco familiar: comunicadoscen@snte.org.mx

Veamos algunos ejemplos lamentables de la retórica sindical y de la información distorsionada o incompleta, que se confecciona desde alguna oficina burocrática de la dirigencia nacional del SNTE:

Información recibida el pasado 26 de agosto, 2019.

Mensaje del Secretario General del SNTE Mtro. Alfonso Cepeda Salas, con motivo del inicio del ciclo escolar 2019-2020. (se agrega una liga para ver video):

“Este lunes el país recuperará su dinamismo, con el regreso a clases más de 26 millones de alumnos de Educación Básica, que serán atendidos por más de un millón 200 mil maestros, comprometidos a realizar su mejor esfuerzo en la Nueva Escuela Mexicana, destacó el secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) Alfonso Cepeda Salas.”

¿Cuál es la “Nueva Escuela Mexicana”? ¿En qué documento se describe ese modelo, esquema o paradigma educativo? ¿Cuáles son sus propósitos, estructura, contenidos, estrategias de acción o dispositivos de evaluación?

En medio de tales inconsistencias, así se expresa el líder nacional del Sindicato: Los docentes “forjan a la Patria desde las aulas, todos los días contribuyen a la transformación de la vida de millones de mexicanos, al sembrar en los alumnos las oportunidades de un mejor futuro para ellos y sus familias. Esa es nuestra mayor contribución a la Cuarta Transformación, encabezada por el Presidente de la República”.

Más allá del persistente discurso vacío ¿Qué necesidad tiene el jefe del Ejecutivo federal, Andrés Manuel López Obrador, para que la dirigencia nacional del SNTE se ponga de alfombra en cada oportunidad o a cada momento de lucimiento público? ¿De qué manera afecta o no su capital político? Lamentablemente, ese es el tono político, demagógico, que han elegido históricamente las y los dirigentes nacionales de este Sindicato; y ese es el contenido del discurso que ha prevalecido en las cúpulas sindicales no sólo nacionales, sino también seccionales, a lo largo de las últimas décadas. Y así seguirá, mientras los agremiados no expresemos nuestros puntos de vista.

De manera sistemática, las y los líderes nacionales y seccionales de la línea oficialista (antes con el PRI; en otro momento con los gobiernos del PAN, y ahora con el líder moral de Morena, que ocupa el máximo cargo político de la nación), se colocan en condición de porristas del régimen. ¿Para qué nos sirve a los agremiados una dirigencia así? ¿Qué mensajes implícitos nos da, a los agremiados y al país, una dirigencia que se somete a los designios del poder público o que se pone al servicio de la clase política, y que se muestra alejada de las necesidades del magisterio?

En otra parte del mensaje oficial del SNTE, se lee lo siguiente: “Cepeda Salas reconoció la participación de los maestros en la construcción del Nuevo Acuerdo Educativo, al aportar valiosas propuestas que quedaron integradas en los artículos 3°, 31 y 73 de la Constitución… Ahora, dijo, “el desafío es que todos los derechos ganados se plasmen en las leyes secundarias, en eso estamos trabajando, no estamos pidiendo dádivas ni privilegios, sólo lo que en derecho nos corresponde”.

¿Cuál es el “Nuevo Acuerdo Educativo”? ¿En qué consiste? ¿Cuáles son sus contenidos? ¿Qué actores de la base magisterial participaron en su construcción?

“El dirigente nacional del magisterio confió en que en esta nueva etapa del país se haga realidad lo que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) define como trabajo decente, que “sintetiza las aspiraciones de las personas durante su vida laboral. Significa certeza en el empleo, un salario justo, seguridad social, desarrollo personal y profesional, libertad para expresarnos y organizarnos para participar en las decisiones que afectan nuestras vidas”.

¿Libertad para expresarnos? ¿Desarrollo personal y profesional? ¿Libertad para organizarnos?

Luego, el líder nacional del SNTE, se dirige así a los docentes, directivos y equipos técnicos de la educación que están representados por esta organización sindical en todo el país: “A quienes se integran al Sindicato en este ciclo escolar, les expresó que el SNTE “les entrega solidariamente las conquistas que durante más de siete décadas hemos logrado como Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación; esa lección de vida nos demuestra que sólo unidos podemos avanzar a nuestras aspiraciones como trabajadores”.

¿Unidad, avances, aspiraciones? ¿Qué significan esas palabras para las y los docentes frente a grupo y para las y los directores, de nuevo ingreso o no, que están en la línea de fuego o en las trincheras de la escuela pública?

Y esto no para ahí, pues la retórica sindical va dirigida hacia todos los sectores: “En tanto que, a los padres de familia, el maestro Cepeda Salas les reiteró que el SNTE está plenamente comprometido con la defensa de la escuela pública, la educación inclusiva, laica y gratuita, que permita formar integralmente a los niños y jóvenes del país.”

¿Educación verdaderamente inclusiva, laica y gratuita? ¿Cuáles son las acciones que realiza el Sindicato en defensa de la escuela pública?

“El mensaje con motivo del inicio del ciclo escolar, grabado en video en un acto de unidad con todos los dirigentes nacionales y seccionales del país, circula por la plataforma y redes sociales del SNTE…”. En ese contexto, así se refiere el líder actual del SNTE, al momento político que se vive en México: “Este será el primer ciclo escolar completo bajo el signo de la Cuarta Transformación. En la nueva etapa de México, el Sindicato vive también su propia transformación para representar cada vez mejor a los maestros, y respaldar con mayor fuerza el proyecto nacional.”

¿En qué consiste dicha transformación? ¿O se trata de “cambiar” para que todo siga igual?

Ese tipo de discursos me recuerda al SNTE de los tiempos del “partido único”. Si se requiere en México a una organización sindical sólida y de avanzada, es con acciones e ideas democratizadoras y no con retórica como se tendría que dirigir a un gremio tan grande e importante como lo es el SNTE. Una organización sindical que no ejerce la autocrítica, y que de manera permanente se ha opuesto a la democracia sindical o al escrutinio público, es ese tipo de dirigencia que las bases magisteriales ya no quieren. Dirigencia que vive de la confabulación con el poder en turno; que está acostumbrada a pactar en lo oscurito con los poderes oficiales y fácticos, y que saca o siempre trata de sacar raja corporativa (traducida en privilegios materiales y financieros) a cada momento y en cada coyuntura política. Ese es, y no otro, el rosto y el discurso “camaleónico”, reiterado, subrayado, acentuado, “masterizado” de la dirigencia del SNTE, hoy.

Para quienes gusten ver el video aludido, ésta es la liga:

https://www.youtube.com/watch?v=m_U4eJAo2ag&feature=youtu.be


Artículo publicado en SDPnoticias.

 

 
 

Comenta la publicación.