Aprendizajes con el uso de las tecnologías durante la pandemia: ¿Avance o retroceso?

¿Qué hacer ante un rendimiento tan bajo por las dificultades emocionales, de autogestión y carencias de equipos y recursos digitales?

Por: Heriberto Prieto Zamudio Tweet

Antes de la pandemia por el COVID el uso de dispositivos y las tecnologías (de la comunicación) era un método opcional para estudiantes y profesores (en casi todos los sectores y niveles educativos) en zonas urbanas y semiurbanas en niveles de alta marginación. Se proyectaba que habría un oportunidades de aprendizajes durante la pandemia.  Parecería que sería la forma de fortalecerse en la distancia  el proceso de enseñanza. Pero, ¿qué pasó realmente?

Así que aquellos profesores que se animaron a innovar con el uso de las tecnologías de información y comunicación era con el uso de los dispositivos móviles. En el que enfrentarían la resistencia a su uso por los alumnos, padres de familia, la dirección escolar y la propia incomodidad de sus compañeros profesores.

Implementar en clase los aprendizajes con el uso de los equipos tecnológicos escolares era una limitante. Por la disponibilidad para acceder a los equipos fijos los alumnos y los profesores al mismo tiempo. Para integrar las tecnologías y los recursos digitales en sus clases.

Pero eso no era todo, no todos los alumnos contaban con dispositivos y versiones de sistema de celular similar –sin considerar la conectividad a través de internet- para poder trabajar de forma homologada las necesidades. Por lo que el docente tenía que atender aquellas limitantes que se tenían con cada una de los dispositivos y apps que empleará en su clase. Así cómo el tener dos o más opciones en app para que todos estuvieran incluidos.

El reto fue enorme, pero los alumnos pasaron de usar app para ofimática a comunicación y multimedia en el que integraron diversas herramientas, conllevando a retos que estimulaban sus aprendizajes que enriquecían los tiempos dentro y fuera del aula. Pero esto era tan solo el principio de un proceso en el que la velocidad con la que se integraron era insuficiente. Un 17 de marzo del 2019 las clases se suspenden de forma inmediata a causa del COVID.

Durante el arranque de las clases con el uso de plataformas de Gestión de Clases como Google Clasroom y Edmodo  por mencionar algunos Y el uso de la mensajería instantánea  como WhatsApp y Messenger en los que se les hacía llegar las actividades de aprendizajes para que los alumnos concluyeran sus estudios. Fueron momento en que los alumnos estaban aprueba para continuar los aprendizajes. De repente todo ese ánimo cayó al dejar de ser el reto y convertirse en un pesar de situaciones y pretextos para no cumplir.

Las causas que originaron esta situación debido al confinamiento y distanciamiento social fueron la económica, tecnológica y sus estados emocionales. Esto mostró  la falta autonomía, resiliencia y de reinventarse o simple te tener la capacidad de aprender a aprender.

¿Pero qué retrocesos se provocó en el uso de tecnologías digitales para sus aprendizajes?

El diseñar actividades de aprendizaje acorde a las condiciones de accesibilidad, conectividad e internet –con la familia compartir dispositivos- con llevo implementar el uso de Guías de Aprendizaje o Cuaderno de Trabajo que de buena manera facilitaban el tener un medio físico para realizar actividades de aprendizaje, y reducir la brecha ante el uso de las tecnologías digitales.

Se realizaron por parte de los Profesores, documentos impresos con contenidos con consulta de información en internet. El colocar enlaces QR, acortadores de URL o el link directo para acceder dese una guía impresa o un archivo digital. Así también se solicitaron productos que continuarán con el uso de tareas hechas en formatos multimedia. Pero no fue lo único al tener que diseñar las planeaciones escolares para interactuar con los alumnos en la distancia.

Tan pronto las Guías de aprendizaje llegaron a los estudiantes, la curiosidad de los profesores de conocer el impacto que tendría en  los alumnos el realizar  sus actividades de aprendizaje. Pero la respuesta fue contraria en una buena parte de los alumnos. Porque tenían que hacer lo básico de todo estudiante leer y formular preguntas en caso de no entender las actividades propuestas.

Las asignaciones en las plataforma por la app pasaron a segundo término y los docentes tuvieron que elaborar vídeos o audios en el que los alumnos se apoyarán para solucionar sus dudas. Las clases por videoconferencia no aplicaban de la misma forma como lo hacían aquellos estudiantes que tenían los medios para una conexión a internet y/o los espacios pertinentes –aunque improvisados-.

Una vez por semana o dos y empleando la mensajería instantánea para atender las dudas, que si bien se tuvo que reglamentar su uso al igual que se les tuvo que enseñar normas de etiqueta digital o netiquette.

¿Pero en dónde está la mejora o el atraso en el uso de las tecnologías digitales para su aprendizaje?

El atraso vendría tan pronto se analizan los resultados en Colegiados Académicos de los logros de los aprendizajes. Fue alarmante para sorpresa de todos. Los alumnos no leían, tampoco accedían a los links de apoyo de información y mucho menos indagaban por más información en el ciberespacio.

¿Qué hacer ante un rendimiento tan bajo por las dificultades emocionales, de autogestión y carencias de equipos y recursos digitales?

Se tuvo que rediseñar las actividades de aprendizaje como si los alumnos tuvieran una comunicación intermitente o nula. Lo que llevo a generar pequeños textos previos a la actividad, con el mínimo de imágenes, vínculos o links de consulta para realizar sus actividades. Además de que tampoco enviaban sus trabajos hechos en algún editor digital, poniendo como limitante el no contar con el soporte de sus equipos para poder hacerlo. “Algo que extrañamente realizaban en clases con sus dispositivos móviles y las apps gratuitas que se emplearon en clase”.

Entonces a tantos contrastes entre lo que hacían y decían poder hacer, se terminó por aceptar recibir fotos de las libretas o cuadernos de trabajo de los alumnos. Esto disminuyó totalmente la presentación y calidad de los trabajos en la mayoría de ellos. De pasar a productores de contenidos digitales a escribientes y dibujantes de contenidos con el uso del lápiz y el papel.

¿Qué futuro de inserción laboral o  de profesionalización depara a los estudiantes con consideración que aminoran su integración a las tecnologías digitales?

¿Qué habilidades sociales deberán desarrollar los futuros adultos?

¿La espera a la infraestructura a dotar por el gobierno en algún momento podrá resarcir el retraso generacional en las competencias digitales?

En el largo plazo esta generación de estudiantes demandará una dinámica diferente en su desarrollo en las esferas económicas y sociales, ¿cómo será resuelta por los diferentes sectores gobierno, empresa?

La frase de David Warlick “Necesitamos la tecnología en cada aula y en las manos de cada estudiante y de cada profesor, porque es el bolígrafo y el papel de nuestro tiempo y es la lente a través de la cual experimentamos gran parte de nuestro mundo” .

Lo cierto es que si en la adversidad no se pudo dar las condiciones para fortalecer la continuidad de los aprendizajes y mucho menos de la infraestructura para reducir las distintas brechas, ¿qué oportunidades aspiracionales se pueden tener?

Bibliografía

Maquet, C. (2 de junio de 2021). EdTech: ¿cuáles son los desafíos para los estudiantes?. Siecle Digital. Recuperado de  https://siecledigital.fr/2021/06/02/edtech-quels-enjeux-pour-les-eleves/?amp&__twitter_impression=true

Prieto, H. (13 de enero de 2021).Pérdidas de Aprendizajes: ¿Tu futuro es incierto?. Web del Maestro CMF. Recuperado de https://webdelmaestrocmf.com/portal/heriberto-prieto-perdidas-de-aprendizajes-tu-futuro-es-incierto/

Prieto, H. (23 de noviembre de 2020). El Docente en la Pandemia en el Ojo del Huracán. Profelandia. Recuperado de https://www.google.com/amp/s/profelandia.com/el-docente-en-la-pandemica-en-el-ojo-del-huracan/amp/

Prieto, H. (10 de noviembre de  2020). Evaluación Sin Formación: «El Beneficio de las Mayorías». Educación Futura. Recuperado de https://www.educacionfutura.org/evaluacion-sin-formacion-el-beneficio-de-las-mayorias/

Prieto, H. (3 de noviembre de 2020). ¿Qué pasa con los estudios de la educación a distancia?. Profelandia. Recuperado de https://www.google.com/amp/s/profelandia.com/que-pasa-con-los-estudios-con-la-educacion-a-distancia/amp/

Prieto, H. (5 de octubre de 2020). Valoración del trabajo del docente, ante el cambio de la forma educativa presencial a distancia. Profelandia. Recuoerado de https://profelandia.com/valoracion-del-trabajo-del-docente-ante-el-cambio-de-la-forma-educativa-presencial-a-distancia/

Prieto, H. (04 de agosto de 2020). Planteamientos de la educación híbrida: contextos antes, durante y después del confinamiento. Profelandia. Recuperado de  https://profelandia.com/planteamientos-de-la-educacion-hibrida-contextos-antes-durante-y-despues-del-confinamiento/

Heriberto Prieto Zamudio

Profesor de Bachillerato General Estatal en la Mixteca Poblana. Administrador del Grupo de Facebook Formadores del Cambio. Co-Fundador de la iniciativa social iberoamericana www.CompetenciaDigitalCero.com, que conforma una comunidad de práctica solidaria para reducir la brecha en el uso de tecnologías digitales en los espacios educativos.
Back to Top

Log In

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

To use social login you have to agree with the storage and handling of your data by this website. %privacy_policy%

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.