Voluntariamente a fuerza. La ira magisterial


El día de ayer por la tarde, el secretario de educación hizo el siguiente anuncio: el regreso a clases presencial será cuando el semáforo epidemiológico esté en verde. Hasta aquí todo bien, parecía una simple repetición de lo que ha venido diciendo a lo largo de estos meses pandémicos.

La bomba vino enseguida: estados en verde iniciarán clases presenciales en enero, los que estén en amarillo podrán iniciar voluntariamente los centros de aprendizaje comunitario (CCA). De manera VOLUNTARIA se podrá asistir a las escuelas, “y por voluntaria quiere decir para todos, maestras, madres, padres, alumnas alumnos, quien quiera acudir a una asesoría, charla con la maestra o maestro”.[1]

Luego se puso peor: “La dirección escolar podrá instalar un CCA cuando la comunidad, por consenso, así lo determine. Las alumnas y alumnos en condiciones vulnerables, que presenten dificultades para comunicarse con sus docentes, deberán ser atendidos de manera proritaria”. Al ser la participación voluntaria, se deberá entregar una carta responsiva, redactada libremente en la que se manifieste que, bajo la propia responsabilidad, existe interés en conducir las sesiones del centro comunitario del CCA.

¿Argumentos?  Hay maestros y escuelas que quieren dar asesoría (¿¿¿???); además, el artículo 14 de la LGE  contempla los CAC; la decisión se enmarca en la NEM, por tanto, en una educación de excelencia. “Los centros son un avance importante para que a partir del próximo año podamos ponerlos en marcha en semáforo amarillo”. Además, el retorno a clases presenciales puede mitigar los daños colaterales que empiezan a padecer alumnas y alumnos por el aislamiento preventivo.

Aseguró que no se estaba improvisando, pues desde antes de la pandemia estaba contemplada esta figura en la ley, y se le llama NEM; desde ahí fue desgranando lo que en su lógica, ha estado perfectamente claro desde siempre, sin y con pandemia. “Educación socioemocional acorde a necesidades de NNA y maestros; educación vida saludable; educación académica sólida. A todo esto se le llama la Nueva Escuela Mexicana. Y a la educación de la NEM, se le llama una educación de excelencia, con equidad”.

Luego mencionó detalles operativos, como que no se podrá recibir a más de 9 alumnos por cada maestro a lo largo del día, todo sea para mantener sana distancia. Cuando se reporte algún caso de contagio, el CCA suspenderá sus actividades. Se proponen sesiones de 45 minutos en los CCA, seguidos por un lapso de quince minutos para que se ventilen los espacios y se realice la activación física.

La dirección escolar puede instalar CCA cuando la comunidad lo determine por consenso (¿¿??), para desarrollar las siguientes actividades:

  1. Jornadas contra el rezago escolar, uno de los temas más importantes
  2. Asesoría pedagógica
  3. Apoyo psicoemocional (en su caso canalización)
  4. Acciones de limpieza y sanitarias en el plantel educativo
  5. Consulta de libros
  6. Entrega de libros de texto gratuitos y material didáctico
  7. Trámites escolares
  8. Utilización de equipos y servicios (computadoras, internet, impresoras, televisión, etc.)
  9. Uso de infraestructura escolar, como auditorios, canchas
  10. Acciones de construcción y mantenimiento de infraestructura
  11. Sesiones de órganos colegiados del plantel educativo
  12. Las que determine el comité de salud escolar previa autorización de la autoridad educativa y de salud

Además, y para tranquilidad de propios y extraños, se adoptarán las siguientes medidas:

  1. Operar los tres filtros escolares
  2. Mantener la sana distancia (2 metros entre sillas y/o mesa bancos)
  3. Uso de cubre bocas o pañuelo en nariz y boca
  4. Asistencia escalonada
  5. Límite del 40% diario de aforo de la población escolar
  6. Máximo de 9 educandos en cada salón más la maestra, es el número máximo
  7. Priorizar el uso de espacios abiertos
  8. Limpiar permanentemente el mobiliario y equipo después de cada clase.
  9. Evitar asistir a las sesiones del CCA en caso de presentar algún síntoma o sospecha de covid 19

En la lógica del secretario, seguramente quienes asistan voluntariamente (a fuerzas, han dicho las y los maestros), serán quienes se hagan cargo de aplicar este conjunto de medidas, ¿si no, quién?

El caso es que horas después de este anuncio, comenzaron a fluir múltiples reacciones de rechazo; la ira magisterial se hizo presente, cundió cual COVID en redes sociales:

“Simplemente no asistiré, no estoy de acuerdo y no asistiré hasta que esté vacunado”; “asesoría pedagógica voluntariamente a fuerzas y sin pago”, “¿voluntario? ¡y doble trabajo para los que no vayan!”; “carta responsiva sí claro, ¡y que los maestros se chinguen solos!”; “Centro Comunitario de Aprendizaje, o sea: algunos tal vez mueran, pero es un sacrificio que estamos dispuestos a aceptar”. “¿Qué es tan difícil decir NO SE REGRESA A CLASES ESTE CICLO. ¡¡SE TERMINA EN CASA Y YA!! Qué ganas de darle vueltas a un tema que no tiene dos caras. Preferible perder este año escolar y no a un familiar o a un hijo, con nada se paga o regresa a los que se van, no piensan en la gente….simplemente prefiero mi salud y de mi familia a un regreso a clases”.

No faltó la abierta crítica al planteamiento oficial y al mismísimo secretario de manera directa:

“Lo bueno es que dijo voluntario, porque deja muy claro que es bajo la responsabilidad de cada uno. Ésta es una estrategia de la autoridad por si te llegas a contagiar no puedas demandar a la dependencia, pues claramente está diciendo que es voluntario”

“¿Qué garantías da SEP? Ustedes lo que pretenden es deslindarse de la responsabilidad si se contagia un docente, un alumno o un padre. MAL, MUY MAL USTED”

“En modo voluntario a contagiarse, voluntario a morir, voluntario a enfermarse con carta responsiva, no pues para lavarse las manos es fácil, y el desarrollo de vida saludable a donde queda, señor secretario, pregona la Nueva Escuela Mexicana, pero con el contagiadero de gente…”

“Un favor maestro Moctezuma coordine sus ideas con lo que está hablando no hay nada claro, no hay nada preciso, regresamos o no. No podemos estar jugando, es más, si atendemos en línea y de manera presencial, es más trabajo también para los maestros, o sea, coordínense para que sea de una sola manera y no se afecten a unos y a otros”

Conocedores como son de las estrategias de control del sistema, porque las viven en carne propia todos los días, no faltaron las maestras y maestros que anticiparon lo que vendría, expresaron dudas, desconfianza y resquemores respecto a las múltiples derivaciones de estas medidas, augurando que todo será para peor:

“Últimamente lo voluntario es obligatorio para las autoridades”

“Piensa que vamos a estar en la escuela y aparte en línea, ya no sabe más que inventar”

“Y todos aquellos maestros que voluntariamente no quieran ir a la escuela, serán juzgados por siempre”.

“Sí, ¿y quien va a dar esas asesorías? Los maestros no van a trabajar doble turno. ¿A su familia a qué hora la atienden? ¿y su salud? Ah, perdón, los maestros no son humanos, ¡¡son robots!!

“No… ¡Gracias!! ¡Será doble trabajo! ¡¡Solitos nos ahorcamos!! ¡¡Mejor esperar!! ¡Primero la salud!

“Voluntaria tirándole a obligatorio…porque si nadie quiere ir van a terminar obligándonos a hacerlo…pero si algo pasa te dirán FUE VOLUNTARIO MAESTRA/O, TODO BAJO SU PROPIO RIESGO, USTED FIRMO SU CARTA (que me atrevo a decir que será bajo amenaza de descuento, sanción administrativa, etc.) nada más la cara tiene, pero pend…o no es”.

“Qué contradicción, las autoridades siempre echándole el problema al docente. Ellos siempre se lavan las manos, no quieren responsabilidades. Los docentes que no quieran participar en los centros comunitarios seremos exhibidos y señalados por los padres de familia. Muy mal la SEP. Debemos unirnos y no aceptar, regresar todos en semáforo verde”.

Mejor que regrese a tv azteca a hacer su “movimiento azteca” tipo teletón, no sabe ni lo que dice el sr. éste, no sé ni por qué está ocupando un puesto que le queda muuuy grande”

Esta vez parece que EMB estiró demasiado la liga de la vocación. La retórica de la revaloración magisterial cada día suena más hueca, más vacía, carece de sentido para maestras y maestros que no ven por ningún lado su correlato en los hechos. Y acciones oficiales: sin mejoras salariales, cargando a cuestas el costo de la educación a distancia, sobre explotados, enfermos, agotados, angustiados por no saber lo que vendrá. En fin, cada día más precarizados -sobre todo las maestras-madres-cuidadoras-amas de casa-. ¿Será que la obediencia magisterial llegó a su límite? No es posible saberlo.

Por lo pronto, circula en redes este contundente posicionamiento anónimo de la multitud, de nadie y a la vez de todos:

¿Un regreso a labores en verde, de forma Voluntaria y firmando una liberación de responsabilidades al patrón?

Que me disculpen, tengo mucha vocación, amo mi trabajo, amo trabajar con mis niños y amo ser maestro, PERO DE NINGUNA MANERA FIRMARÍA UNA LIBERACIÓN DE RESPONSABILIDADES AL PATRÓN EN CASO DE CONTAGIO.

PARA ELLOS SÓLO SOMOS CLAVES Y NÚMEROS. Y PARA MIS HIJOS SOY TODO. LA RESPUESTA ES OBVIA, DE NINGUNA MANERA REGRESARÍA A TRABAJAR LIBERANDO DE RESPONSABILIDADES AL PATRÓN.

Si algo me ocurriera, definitivamente lo último que haría sería liberar o eximir a la ADMINISTRACIÓN de sus responsabilidades y obligaciones que tienen COMO PATRONES, MUCHO MENOS DEJARÍA A MI FAMILIA EN ESTADO DE INDEFENSION, RENUNCIANDO A TODOS MIS DERECHOS LABORALES EN CASO DE CONTAGIO.

Leído en la red

¡Comparte si estás de acuerdo!

Sin duda, éste es un NO rotundo a un regreso a clases apresurado, en un momento en que la pandemia golpea con fuerza al país y la ola de contagios amenaza con elevarse en esta temporada invernal. El anuncio oficial nomás no convence. ¿Hasta dónde llegará la ira magisterial?, ¿por cuánto tiempo se mantendrá? No lo sabemos…


[1] El video del secretario se encuentra en  https://l.facebook.com/l.php?u=https%3A%2F%2Fyoutu.be%2F8BsMmXtDKO4%3Ffbclid%3DIwAR3fPdabzgIshCY3vN3x0N77K8gXmTX5tkaRthoXCigKYLEnnzFEW9rzPHg&h=AT01j7wY2bkcyxe_oN3Cyd9Tq0dhtgtLK7fo4fZHkmFz4qiWRxCfMJAWDazzv5jheDVedF_d-aEWOx1N505z9gSKRFwGT-ugcdlF9rbJdml3t1LnRK7M1zK3Q9iPWnTosOcZGddzte4


Publicado en Insurgencia Magisterial


Zona de debate