La silla vacía: la ausencia de AMLO en el Foro “10 por la Educación”.

Al no acudir López Obrador al foro “Diez por la Educación”, celebrado este martes 8 de mayo, se desaprovechó un ancho escaparate para que el candidato puntero detallara personalmente su postura y propuesta en un tema de la mayor importancia para el país y los mexicanos, que está en el centro de la campaña presidencial y será también uno de los que definan la contienda. Igualmente la ciudadanía perdió la oportunidad de tener mayores elementos para razonar y definir su voto.

Comencemos diciendo que la primera parte el título de este artículo ha sido utilizado igual para una película mexicana de 1982 –protagonizada por Ana Luisa Peluffo, Rosenda Bernal, Pedro Armendáriz Jr. y Jorge Vargas–, como para una novela policiaca del norteamericano Jeffery Deaver publicada en 2007.

Es evidente que ninguno de tales campos es tema de estos renglones; en todo caso, podríamos emparentar de mejor manera con la técnica utilizada en la Terapia Gestalt, en la que el paciente “le habla” precisamente a una silla vacía que representa a una persona o situación con la que tiene algún conflicto.

A esa silla vacía que dejó Andrés Manuel López Obrador en el foro educativo “Diez por la Educación” celebrado este martes 8 de mayo, le van a llover críticas y cuestionamientos, frente a los que su equipo, con Tatiana Clouthier al frente, deberá hacer una serie de malabares, esgrimir todo tipo de argumento, y hasta falsificar la firma como no pocos alumnos lo hacen en la escuela, para llenar el consabido justificante.

Se desdeñó un magnífico escaparate para que el candidato puntero detallara personalmente su postura y propuesta en un tema de la mayor importancia para el país y los mexicanos, que está en el centro de la campaña presidencial y será también uno de los que definan la contienda. AMLO dejó ir una oportunidad inmejorable, y al mismo tiempo regaló una enorme oportunidad a sus contrincantes y detractores; también la ciudadanía perdió la oportunidad de hacerse de mayores elementos para razonar y definir su voto.

“Para mayor inri”, Mexicanos Primero dio a conocer que a la postre Andrés Manuel, o su equipo, sí contestó las diez preguntas que le plantearon por escrito, pero que las respuestas no se parecen ni a las declaraciones que ha hecho ni a lo que se plantea en el proyecto de nación (https://goo.gl/BjP1zo).

En contraparte, el propio presidente ejecutivo de MP, David Calderón, reconoció que Lópéz Obrador tiene propuestas muy interesantes, como la evaluación personalizada y los cambios a la Ley de Evaluación Docente.

Hemos escuchado en reiteradas ocasiones a López Obrador decir que revertirá “la mal llamada Reforma Educativa”, pero para muchos electores no está claro todavía cuál es la alternativa que ofrece.

El pasado 12 de febrero el mismo organismo interpretó una declaración de AMLO como una corrección en su planteamiento de echar atrás la Reforma Educativa.

“El que ahora (López Obrador) deje en claro que su promesa se limita a una iniciativa de ley en la que se vote una nueva Ley General de Servicio Profesional Docente (LGSPD) fortalece nuestras instituciones, al tiempo que le da realismo y sustancia al debate”, señaló Mexicanos Primero en un comunicado (https://bit.ly/2jPC6HY).

La decisión de no acudir al mencionado foro les parece a algunos injustificada, inexcusable, por lo menos inexplicable, y el pretexto les resulta trivial.

Consideran si es producto de la soberbia, envía una señal nada alentadora; aunque también cabría esperar que obedeció a una estrategia por considerar que el foro era una trampa, en virtud de los organizadores, que no son precisamente bienquerientes ni mucho menos aliados del tabasqueño, lo cual, por cierto, sería una razón más para confrontarlos y (con)vencerlos en su propia cancha.

Hay quienes cuestionan en dónde no queda claro para los asesores de AMLO que las vacantes se llenan, pues hasta en la película mexicana mencionada, la silla que dejó deshabitada el padre de familia la llega a ocupar la nueva pareja de la madre.

¿Cuántos puntos le costará esta decisión? ¿A cuántos indecisos hubiera convencido con su asistencia y su mensaje? Sólo las encuestas nos lo podrían decir si este capítulo tuvo impacto, pues resulta innegable que sus partidarios le perdonan todo y lo defienden contra todo, porque invariablemente de todo culpan a los contrarios.

Si las tendencias se mantienen al alza, no harán más que confirmar que es cada vez más probable triunfo de López Obrador a pesar de los tropiezos, lo cual ameritaría un análisis aparte.

 

 
 

Comenta la publicación.