Elba Esther o sus alumnos

"No es difícil, incluso, que el gobierno deliberadamente haya venido pateando el bote con el tema de la elección nacional del SNTE hasta el momento oportuno que es ahora, pasadas las elecciones intermedias y de cara a la elección presidencial..."

Wenceslao Vargas Márquez

Dicen los expertos que en política ni los muertos están muertos. Hace unos pocos días el columnista Darío Celis, en un diario nacional, publicó acerca de una visita que le hizo Julio Scherer a la maestra Elba Esther Gordillo. ¿Con qué motivo la visitó? Celis escribió lo siguiente:

“La consigna es construir una imagen y posicionar en el más alto nivel de recordación a Claudia Sheinbaum. El estratega es Julio Scherer, otro personaje con buena entrada entre los hombres del dinero y con amarres al más alto nivel. Esta semana fue a ver a la profesora Elba Esther Gordillo. El lunes (8 de noviembre, W) a las 10:30 de la mañana se le vio entrar al famoso edificio de Campos Elíseos, en Polanco, donde vive la histórica líder del magisterio. Scherer está operando a todo lo que da para pavimentar la ruta de ascenso de la actual jefa de gobierno de la CdMx”.

¿Qué le habría contestado Elba Esther Gordillo a Julio Scherer, operador de Sheinbaum y se supone que de Morena y del gobierno? La maestra habría respondido: “Me han tratado como enemiga a pesar de que ayudé en 2018 al triunfo electoral de la 4T, me han tenido como la congelada número dos del sexenio (el nombre de la uno empieza con R.) Injustamente me han tratado así pero va mi apoyo a lo que me propone a cambio de elecciones nacionales en el SNTE. Dígale eso a quien le envió”.

¿Es verosímil este punto? Creo que sí. De haberse realizado el diálogo pudo haber ocurrido con una variante. Scherer de antemano habría llevado la noticia a Campos Elíseos, Polanco, de que ya habrá elecciones nacionales en el SNTE pero sería a cambio del apoyo electoral en su momento. Y es que en favor de cualquier candidato o partido, el SNTE es más operativo electoralmente en manos de Elba Esther Gordillo que de Alfonso Cepeda Salas. De hecho Juan Díaz y Cepeda no pudieron ni con lo suyo en 2018: la diputación plurinominal para Juan Díaz. Perdieron hasta el partido, Nueva Alianza. El desastre.

Díaz y Cepeda le temen a la maestra. Es tanto el temor que inventaron desde el Consejo Nacional 47, de noviembre de 2018, la mentirota de que había desparecido el cargo de la Presidencia del SNTE con el fin de que Gordillo ya no pudiese reclamar un cargo inexistente. Pues no. El cargo existe y la maestra puede reclamarlo por la vía electoral sindical, ahora directa, si es que fue tema, y lo creo probable, en la visita que le hizo a ella el agente oficioso Scherer.

No es difícil, incluso, que el gobierno deliberadamente haya venido pateando el bote con el tema de la elección nacional del SNTE hasta el momento oportuno que es ahora, pasadas las elecciones intermedias y de cara a la elección presidencial.

De cualquier forma, la disyuntiva para Scherer y Morena es muy sencilla de plantear si quieren la operación electoral de Elba Esther y del SNTE para el 2024. Deben decidir si quieren la delicada operación electoral directa de la experimentada maestra, o si quieren dejar el tema en manos de sus inexpertos alumnos.

 Twitter @WenceslaoXalapa

Back to Top