El “boteo” de Delfina

"El modo de operar de la “estafa maestra” y el ‘boteo’ de Delfina son diferentes, pero los fines son los mismos..."

Comparte la nota:

La resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), dada a conocer la semana pasada, de aplicar una sanción al partido Morena por 4 millones 529 mil pesos, al corroborar que la maestra Delfina Gómez, como presidenta municipal de Texcoco, autorizó un esquema de retenciones salariales aplicadas a las y los empleados de dicho municipio, con el propósito de beneficiar al partido, da cuenta de un modo ilegal y poco ético de operación política en México.

Y si no es ilegal, el acto de desviar fondos públicos (salarios) hacia una agrupación política, al menos es sancionable de acuerdo con la legislación electoral vigente. La multa aplicada en realidad fue ratificada por el Tribunal debido a que, en septiembre de 2021, el Instituto Nacional Electoral (INE), había resuelto en contra de Morena en ese mismo caso o expediente.

Será conveniente que la actual secretaria de educación pública, Delfina Gómez Álvarez, salga a dar una explicación a los medios sobre los hechos. Mientras tanto, y si se confirma la operación irregular de recaudación y desviación de recursos, ese fenómeno se conocerá como el “boteo de Delfina”.

“Otro hecho que ha causado indignación es que, de acuerdo con la investigación realizada por el Instituto Nacional Electoral (INE) en septiembre de 2021, se constató que la retención de salarios sumó más de 12 millones de pesos entre 2013 y 2015, y terminaron en la bolsa del Grupo de Acción Política (GAP), la organización a la que Delfina Gómez ha pertenecido, liderada por el actual senador Higinio Martínez Miranda… En tanto la multa impuesta será menor al dinero retenido, ya que sólo se pudo comprobar que únicamente 2 millones 114 mil 612 pesos, de dichos recursos, se pagaron a proveedores de Morena y no fueron reportados a la autoridad electoral.” (1)

En la ética política hay valores que las y los actores sociales en funciones o como servidores públicos habrán de observar: honestidad, rectitud, sensatez, responsabilidad y transparencia, más allá de los valores y actitudes reiterados por el presidente López Obrador: “No mentir, no robar y no traicionar”.

¿De qué manera este hecho lamentable y poco ético se diferencia del conjunto de hechos conocidos, durante el sexenio del ex presidente Peña Nieto, como la “estafa maestra”?

En uno y otro caso, se trató de la desviación de fondos públicos hacia organizaciones políticas o para realizar operaciones en beneficio de un candidato o candidata, en procesos de campañas electorales o no.

Pienso que entre el modo de operar en el proceso que se conoce como la “estafa maestra” y el “boteo” de Delfina hay notables diferencias, pero percibo que los fines son los mismos.

Las resoluciones del INE (2021) y del Tribunal Electoral (2022) en el mismo sentido y en contra del partido Morena representan, a su vez, varios simbolismos políticos y tiene importantes efectos en la preparación de contiendas electorales futuras.

Uno de los simbolismos es la falta de honestidad en el manejo de los recursos públicos por parte de los gobernantes de ese partido político. Es cierto que no se puede generalizar, pero hoy ese acto queda marcado como timbre representativo acerca de una manera de hacer política. Y con ello, queda la sospecha de saber si en algunos otros gobiernos de color guinda (Morena), se realizan o no operaciones similares. O queda la duda de saber si en algunas otras dependencias del gobierno federal se realizan este tipo de “boteos”.

Cuando la maestra Delfina tomó posesión formalmente del cargo en la SEP (febrero, 2021), una compañera que trabaja en un área de programas educativos compensatorios, me escribió lo siguiente, con respecto a dicho nombramiento: “Será un aparador para la contienda del 2023 e irá por la candidatura a la gubernatura del estado de México”. Mi respuesta en ese momento fue: Habría que ver el trabajo que realice la profesora Delfina al frente de la SEP, de ahora en adelante; hasta entonces se podrá valorar qué tan adecuada sería su candidatura para que, por primera vez, gobierne una mujer no priista en Toluca, previa elección constitucional, claro.

Si el gobierno de la Cuarta Transformación busca ser congruente con un modelo de principios y fines políticos, y con un modo diferente de hacer política, en contraste con ese suceso del “boteo” irregular, tiene frente a sí la oportunidad de aclarar con toda precisión qué ocurrió con esos recursos públicos y con esas partidas presupuestales (cómo fueron manejadas), las cuales originalmente estaban destinadas a cubrir salarios de las y los trabajadores municipales, pero que –al parecer-, fueron indebidamente desviados con fines políticos.

De otra manera, si no se cuenta con una aclaración pública al respecto, quedará completamente minada la posibilidad de que prospere la candidatura de la maestra Delfina o de otros contendientes por Morena (Higinio Martínez u Horacio Duarte), a la gubernatura del estado de México en 2023.

Un precedente

Por menores motivos que esos, el ex secretario Fausto Alzati (1994-1995) dimitió o renunció a su cargo como titular de la SEP, debido a que se había dado a conocer que sus títulos académicos no tenían evidencia documental o habían sido falsificados. En el caso de la sanción que recibió el partido Morena por parte del INE y el TEPJF, con relación a los hechos descritos aquí y sucedidos durante la administración pública municipal de Delfina Gómez, en Texcoco, queda en la cancha de la propia secretaria tomar una decisión.

En unas horas, o quizá en los siguientes días, por sus palabras, sus actos u omisiones, sabremos de qué tamaño es la estatura política, cívica y ética de la maestra Gómez Álvarez.

El presidente de la República, López Obrador, habrá de observar también, en este caso y en todos los demás que eventualmente se presenten, una conducta política firme, ejemplar, sin titubeos y de honestidad frente a hechos irregulares que se consumaron en el pasado reciente, por parte de una de sus colaboradoras más cercanas. Y si no lo hiciere, que la nación se lo demande.

Fuente consultada:

(1) Delfina Gómez presentó colección de libros tras resolución del TEPJF de multa de 4.5 mdp a Morena. Infobae, 13 de enero, 2022.

Juan Carlos Miranda Arroyo en Twitter: @jcma23


Publicado en SDPnoticias

TEMÁTICAS: OPINIÓN