¿Cepeda será el siguiente objetivo? SNTE cede cambiar estatuto


Otra vez, vencieron a Cepeda y la élite del SNTE nacional y seccional. La victoria es de decenas movimientos magisteriales alternos al oficialismo que surgieron en todo el país, que salieron en defensa de una verdadera democracia sindical después de los poco democráticos acuerdos del 49 Consejo Nacional Extraordinario del SNTE realizado en octubre de 2019 y la posterior publicación del Reglamento para la Elección de las Directivas Seccionales publicado en enero de este año.

El secretario General del SNTE, Alfonso Cepeda Salas, se vio obligado a decir de manera oficial que cambiaría los estatutos para ajustarse a las nuevas disposiciones que planteo la Secretaria del Trabajo a través del documento “Propuesta sobre Elecciones Directivas Seccionales del SNTE” apenas hace unos días. Durante una reunión de trabajo con los Órganos de Gobierno de la Sección 26, de San Luis Potosí, totalmente contrariado informó que una vez haya condiciones por la pandemia “tengan la plena seguridad tendremos que convocar a un Congreso Nacional para poder ajustar el Estatuto a las nuevas disposiciones jurídicas y tendremos que elaborar un reglamento que esté de acuerdo con ese nuevo Estatuto y a partir de ahí la convocatoria” (t.ly/9h5B).

La principal disposición a la que se opuso el magisterio es en lo dispuesto en el artículo 8 del reglamento de elecciones y el artículo 40 y 41 del estatuto establece requisitos de edad y antecedentes de representación sindical que contraviene a lo el artículo 358 de la Ley Federal del Trabajo.

El anuncio de Cepeda sobre el cambio estatutario ha sido la lógica del SNTE en los últimos dos años, oponerse a los hechos y al final terminar cediendo y abrazando las propuestas como si el origen de las mismas habrían sido ellos.

Desde 2013 hasta la campaña 2018 defendieron la Reforma Educativa, cuando ganó AMLO, abrogó la Ley y luego se aprobó la Nueva Reforma, el SNTE cambio de discurso y se asumieron como los creadores de las nuevas leyes y los mayores detractores de la anterior.

Cuando iniciaron las discusiones de las reformas en abril de 2019 para establecer el voto universal en los sindicatos, el Secretario General de la sección 53, Fernando Sandoval, nos llamó ignorantes, argumentando que los cambios solo serían en los trabajadores incluidos en el apartado A del artículo 123 constitucional, y no en el B, donde están los trabajadores del estado. El 29 y 30 de Abril, el congreso federal de forma fast track, modificó el artículo 69 de la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado y el 1ro de mayo ya se había publicado en el Diario Oficial de la Federación el voto directo, secreto y personal (universal). Fernando, obvio, después de eso se asumió el principal promotor de la democracia.

Lo mismo ocurrió con el tema de las restricciones para ser electo del que impuso al Reglamento de elecciones, Fernando y Cepeda, defendieron su legalidad estos últimos meses, también nos “llamaron ignorantes, distorsionadores de la información y un grupúsculo que busca atentar contra la unidad y con intereses oscuros” e incluso sacaron convocatorias para renovar una decena de dirigencias seccionales.

La élite sindical acostumbrado a imponerse a través del poder y la negociación, no se han adaptado al cambio político que vive el país más a fin a las demandas colectivas, es así como ignoraron la masiva indignación del magisterio contra el reglamento. Dicha indignación no solo ha llevado el aglutinamiento de grupos en los estados, si no la creación de organización nacional bajo la defensa del ideal democrático, incluso, con ecos en el senado y la cámara de diputados que aprobaron puntos de acuerdo que respaldaban la demanda. La defensa incluyó al poder judicial, que entre sus funciones esta la protección de los derechos, había aceptado dos amparos colectivos en Baja California Sur y Jalisco y suspendido todo acto derivado del reglamento. La sentencia de los jueces ya no será necesaria porque como ya dije Cepeda anunció la modificación del estatuto y reglamento.

Ahora queda la última lucha del magisterio, la renuncia de Cepeda a la dirigencia nacional y la elección democrática de una totalmente nueva. La clave en ese objetivo pugnar todos los grupos porque se investigue la corrupción que describió WAC (prestamos Viva) al departamento de Justicia en Estados Unidos, en la que muy seguramente está relacionado el dirigente nacional, así como otros negocios dirigidos desde el SNTE. La FGR y la UIF serán los instrumentos.


Twitter: https://twitter.com/DiegoAnguloMX

Correo: diegoangulo@gmail.com

Facebook:  https://www.facebook.com/DiegoAnguloMX

Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCTVmlBZKSwOCdRFzfNP1VKw


Diego Angulo Camacho
Profesor del Colegio de Bachilleres del Estado de Sinaloa. Integrante del movimiento magisterial 'Somos más que 53' de la sección 53 del SNTE Sinaloa.

Zona de debate