Carta a Santa (SEP)

Estimado: Esteban Moctezuma Barragán, Secretario de Educación Pública:  

Aprovechando que inicia una nueva etapa nacional, particularmente para el magisterio, deseo hacer una lista de peticiones parecida a las cartas dirigidas a Santa en esta época decembrina, dado que la gran mayoría de maestros nos hemos portado a la altura de las circunstancias y apoyamos decididamente el proyecto de nación del cual usted es parte importante, enumeraré algunos regalos que los maestros consideramos pueden ayudar a mejorar el servicio educativo en el país:

1.- Urge revisen el nuevo modelo educativo y la factibilidad de su aplicación, nunca existió capacitación real para su implementación y tampoco existen disponibles los elementos digitales y tecnológicos que posibiliten un aterrizaje deseable en el aula, de los clubes mejor ni hablemos, considero que podrían hacer un esfuerzo para diseñar esquemas de profesionalización y capacitación real que permita al maestro actualizarse en las nuevas tendencias pedagógicas y de esta manera facilitar su propio desempeño en la labor docente.

2.- Es necesario que analicen la aplicación del Programa de Escuelas de Tiempo Completo, desde mi punto de vista este programa puede hacer una gran diferencia en las comunidades rurales, más si cuenta con comedor, para algunos niños y jóvenes de nuestro país es la única vía que tienen para poder comer sanamente, de lo contrario su ingesta de alimentos es una mezcla entre pozol y comida chatarra (si bien les va), así mismo el dinero destinado por el PETC a los centros escolares sirve para comprar material didáctico, de oficina, deportivo y hacer algunas reparaciones menores, lo cual permite llevar a cabo de una mejor manera nuestra labor, la petición especifica es que el programa amplíe su cobertura al mayor número de escuelas rurales, así como a las escuelas urbanas en condiciones económicas difíciles y ya que estamos entrados en tema, de una vez hay que crear la categoría presupuestal especifica que redunde en mejoras salariales sustanciales a los docentes que laboren en los centros que cuenten con el programa.

3.-Es importante que se destinen recursos para la creación y asignación de  plazas a compañeros pertenecientes al PAAE (personal de apoyo y asistencia a la educación) de base e itinerantes, que ayuden a la descarga administrativa  de las escuelas, de manera tal que los maestro centren sus esfuerzos en la labor docente de manera exclusiva.

4.- Es nuestro deseo que se reoriente la finalidad de las evaluaciones, dirigiendo sus fines hacia el acceso a estímulos salariales que mejoren las condiciones de vida de los docentes, y no hacia la acción punitiva de la permanencia en el servicio,  así mismo, conservar la posibilidad de ascender profesionalmente con base a criterios transparentes que permitan obtener una plaza directiva, encontrar una media entre la experiencia y la preparación profesional de los docentes que aspiren a promoverse en sus funciones.

5.- Es de suma importancia ir pensando en la creación de centros de bienestar magisterial que de manera conjunta con las instituciones de salud, puedan atender de manera holística la salud de los docentes de nuestro país, el estrés va camino a ser un problema de salud nacional por lo que debe ser prioritario anticipar dicha situación.

6.- Es justo que se revisen las condiciones laborales  de los trabajadores que se han visto afectados por la reforma a la ley del ISSSTE ya que trabajarán cerca de 10 y en algunos casos hasta 15 años o más para poder jubilarse, debe analizarse la factibilidad de crear esquemas o mecanismos que puedan ayudar a los maestros a jubilarse mediante algún salvoconducto o decreto presidencial.

7.- Revalorizar la función docente debe contemplar la participación de los maestros en la vida política de este país, es importante que el gobierno entrante tome en consideración a los maestros de a pie en la construcción de políticas públicas que le incumben directamente, hacerlo mediante espacios abiertos de comunicación directa con los legisladores puede garantizar escuchar las voces de lo que el magisterio real está sintiendo en la base, para así tomarlo en consideración.

Bien, creo que estos son solamente algunos de los regalitos que los maestros  que hicimos la tarea por nuestro México, merecemos como mínimo, aunque seguramente todo lo anterior descrito esta ya considerado en la próxima reforma a la educación. Sin embargo no está de más hacer la cartita de deseos a Santa, por las de hule diría Tintan.

P.D. Ya entrados en confianza, estimado Santa, te pedimos que arregles con los reyes magos lo de las elecciones en el SNTE, no vaya a ser que nos chutemos 6 años más de genuflexión nomás por meritita costumbre del Poncho.

Soy Jorge Isaac Alvarado Alcocer y está mi reflexión desde el aula.

 

 
 

Comenta la publicación.