No a la tauromaquia

 

Porque es violenta, los niños deben ser alejados de la tauromaquia. El 29 de julio de 2014 el diputado perredista Jesús Alberto Velázquez Flores presentó una iniciativa de decreto que reforma y adiciona diversas disposiciones de la Ley de Protección de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes para el Estado de Veracruz (Gaceta número 46 de la LXIII Legislatura).

En su fundamentación para impedir que los niños tengan acceso a la tauromaquia, el legislador manifiesta, entre otras ideas, que la violencia del mundo moderno, tal como el niño puede descubrirla, le es presentada como algo censurable pero, a pesar de todo, explicable. Pero la violencia del espectáculo de tauromaquia es otra, y se presenta con una caracterización bien definida: el niño descubre que el sufrimiento de uno es la condición necesaria para el goce de los demás; ve también cómo actos de crueldad son rituales y constituyen el espectáculo, a expensas de un animal que evidentemente es torturado.

“La corrida de toros es la negación de lo que el niño entiende como un valor. En el niño, la capacidad de sentir empatía no se limita solamente a los seres humanos, sino que esta emoción la puede sentir también por un animal. Es irresponsable por tanto presentar a los niños un espectáculo en el que se torture o mate a un animal en un ambiente festivo, puesto que los niños rechazan, por su naturaleza, este tipo de actos en los que descubren una fuente autorizada de una satisfacción sádica que creía justamente prohibida”.

El niño en las corridas de toros, se lee en la mencionada iniciativa, descubre que en la familia y la escuela le enseñan que la violencia es condenable y que no se debe sufrir; “existe, sin embargo, una violencia gratuita y socialmente revalorizada, la cual se ejerce legítimamente y que tenemos derecho de hacer sufrir a algunos seres vivos argumentando que es por arte y cultura”.

Los adultos que llevan a sus hijos a las corridas de toros los involucran, quieran o no, en una forma de violencia muy cruda y real. Los aficionados a esta actividad minimizan el riesgo de incitación a la violencia, opinando que la víctima no es humana sino animal; pero este factor debería ser reconsiderado debido al hecho de que existe una estrecha relación entre la violencia hacia los animales y la violencia hacia los seres humanos.

El miércoles 10 de junio, el Comité de los Derechos del Niño de la Organización de las Naciones Unidas, responsable máximo de examinar el cumplimiento de la Convención de los Derechos del Niño, se pronunció de forma expresa en contra de que las personas menores de edad asistan y participen en eventos taurinos en México.

En el marco de su campaña Infancia Sin Violencia, dice el boletín, la Fundación Franz Weber presentó, en junio de 2014, un informe en el que llama la atención del Comité la existencia de festejos taurinos en los que niños y adolescentes mexicanos están expuestos a la violencia que supone dicho fenómeno. De igual modo, el informe consigna la existencia de múltiples escuelas taurinas a lo largo del territorio mexicano en donde los menores de edad son entrenados para participar como toreros en un circuito de espectáculos tanto públicos como privados.

La Convención sobre los Derechos del Niño es el tratado internacional de derechos humanos más ratificado en el mundo y los derechos de la infancia que contiene son de obligatorio cumplimiento para el Estado mexicano. Dicha Convención recoge el derecho de todos los niños y adolescentes a un nivel de vida adecuado para su desarrollo físico, mental, moral y social, así como el deber del Estado de adoptar las medidas que aseguren dicha protección, cuestión que no se cumple en el ámbito de la tauromaquia tal y como lo reconoce la recomendación del Comité.

A través de sus Observaciones Finales al 4° y 5° Informe Periódico consolidado de México relativos al cumplimiento de la Convención sobre los Derechos del Niño, el día 10 de junio el Comité ha hecho pública su postura respecto de la participación y asistencia de menores de edad a espectáculos taurinos al declarar que “está especialmente preocupado por el bienestar físico y mental de los niños que acuden a escuelas taurinas y participan en corridas de toros y otros espectáculos asociados a ella, así como por el bienestar mental y emocional de los espectadores infantiles que están expuestos a la violencia de las corridas de toros”.

Al respecto, el Comité señala que México debería “adoptar las medidas necesarias para garantizar la prohibición de la participación infantil en escuelas taurinas y corridas de toros por estar consideradas como una de las peores formas de trabajo infantil, así como tomar las medidas necesarias para protegerlos, en su calidad de espectadores y aumentar la conciencia de la violencia física y mental asociada con la tauromaquia y el impacto que genera en los niños”.

Un año después de presentada la iniciativa del diputado Jesús Alberto Velázquez Flores, el Comité de los Derechos del Niño de la Organización de las Naciones Unidas da la razón al legislador veracruzano en torno de que los menores de edad no deben participar de la tauromaquia. Por ello, los legisladores veracruzanos deben realizar acciones contundentes que a corto, mediano y largo plazo permitan avanzar hacia la disminución en los índices de violencia social.

En ese mismo sentido, Gustavo Lozano, representante de la Fundación Franz Weber en México, afirma que “en un país tan violentado como el nuestro debemos empezar a dejar atrás prácticas como la tauromaquia infantil, pues sin duda contribuyen a normalizar la violencia entre los menores de edad”. En este sentido, y dado que las observaciones del Comité de los Derechos del Niño son documentos que de forma periódica se elaboran para ayudar a la adecuada interpretación y aplicación de los derechos de la infancia, las diversas autoridades mexicanas no tienen opciones, pues son ellas las garantes del cumplimiento de la Convención y tendrán que aplicar las medidas que sean necesarias sin excepción ni excusa.

Iniciativa sin dictaminar

Hace un año, la iniciativa de decreto que reforma y adiciona diversas disposiciones de la Ley de Protección de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes para el Estado de Veracruz fue turnada a la Comisión Permanente de Derechos Humanos y Atención a Grupos Vulnerables y Migrantes, que preside la diputada aliancista Jaqueline García Hernández. Desde entonces, la iniciativa duerme el sueño de los justos. Hay quienes aseguran que ya fue extraviada en la oficina de la diputada aliancista.

Fue turnada a dicha comisión porque hace un año no existía la Comisión Permanente de Derechos de la Niñez y los Adolescentes del Congreso del Estado y la diputada aliancista tenía a su cargo atender los asuntos relativos a los niños y adolescentes, pero desde entonces no los atiende.

Jaqueline García Hernández, dicen quienes tienen trato con ella, es una diputada que sabe más de moda que de legislación. Dicen también que en su partido, Nueva Alianza, tiene cierto interés sólo porque desea fervientemente ser su dirigente y candidata a la alcaldía de Ciudad Mendoza, de donde no sale desde que tomó posesión como legisladora, pero donde nadie la quiere.

El Comité de los Derechos del Niño de la Organización de las Naciones Unidas recomienda a México legislar para evitar que los niños tengan acceso a la tauromaquia, con ella se exhorta a impedir que los niños tengan acceso a la violencia de la tauromaquia y vean en ella un “arte” y “cultura”. Es muy probable que la diputada no esté enterada de la recomendación emitida, es muy probable que la iniciativa del diputado Velázquez Flores haya sido extraviada.

La diputada, anda en su mundo, entregada a las últimas noticias de la moda y a sus sueños de ser alcaldesa.

Movilidad urbana sustentable

Indudablemente, los ciudadanos deben contribuir con las autoridades para que los planes y programas de gobierno sean una realidad.

El alcalde Américo Zúñiga Martínez, ya lo dijo Alejandro Nieto Enríquez, subsecretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, está comprometido en implementar nuevas políticas de movilidad urbana sustentable y ya ha hecho cosas muy interesantes.

Los xalapeños deben comprender que no se puede tener una ciudad competitiva si no se cambian los patrones de movilidad y en eso está concentrada la administración de Américo Zúñiga realizando acciones con el Banco Interamericano de Desarrollo, en materia de movilidad y desarrollo urbano.

Para la Sedatu, si no se mejora la movilidad Xalapa dejará de ser competitiva; por ello, seguirá acompañando a Américo Zúñiga en decisiones que privilegien el uso del espacio público para la gente. Además, la dependencia federal le ha propuesto al edil xalapeño que espacios de la ciudad sean transformados en vías recreativas para el disfrute de la gente.

Noé Valdés, uno de los grandes

El más sentido pésame para la familia del reportero gráfico, autor de la columna Fotocomentadas. Noé Valdés. Con él, el periodismo pierde a uno de los grandes, de los que mucho deben aprender los comunicadores noveles.

Afectuoso, amable, cosechó la amistad y el respeto de muchos comunicadores en Xalapa y el resto del estado. La noticia de su muerte duele a muchos. Descanse en paz y larga vida a su recuerdo.

Un abrazo afectuoso para su esposa Margarita, y sus hijos Noé y Eliud.