¿Y tú maestro, qué perdiste?


Con esta nueva realidad virtual en la que ahora estamos imbuidos, esta pregunta resulta muy acertada y genuina.

Así pues, ¿Y tú maestro que perdiste? ¡Si!, me refiero a lo que con este tiempo de pandemia hemos perdido.

Y la respuesta va encaminada a que perdimos la cercanía de las aulas, la cercanía del saludo cara a cara; la cercanía del trato con los alumnos para conocer avances y retrocesos; la cercanía de la comunicación en vivo y en directo con los padres de familia; la cercanía con nuestras autoridades educativas para alcanzar acuerdos y realizar planeaciones en tiempo y forma.

Pero, aunado a esto, así como perdimos, sin duda ganamos; ¡Claro que ganamos!, hemos ganado fortaleza ante la adversidad; hemos ganado nuevas funciones digitales que jamás imaginamos tener; ganamos el apoyo de los padres de familia comprometidos que apoyan a sus hijos a conectarse a sus clases virtuales y les refuerzan su conocimiento y su autoestima; ganamos la nueva cercanía virtual que parece tan lejana e impersonal pero que engloba nueva energía y complicidad; ganamos espacios participativos y enriquecedores en nuestras juntas virtuales en las que distanciados estamos más cercanos que nunca a nuestras autoridades y a nuestros compañeros maestros.

¡En fin! En realidad no hemos perdido; poniendo en una balanza lo perdido; también hemos ganado.

Todo depende del cristal con que se mire. El hecho fehaciente es ver el lado positivo de nuestra nueva normalidad y ver con ojos de niño la importancia de adaptarse y salir avantes.

Y entonces; la pregunta sería…¿Y tú maestro, qué ganaste?


Facebook: El espacio de Miss Paty

Twitter: @paty_escobedo


Zona de debate