Una nueva propuesta curricular

"El gran reto es concretar una propuesta curricular viable y pertinente, cuyos rasgos deseables sean definidos por el concurso de los diversos actores que participan en nuestro Sistema Educativo Nacional. "

Comparte la nota:

Con las “Asambleas de análisis del plan y los programas de estudio para el diseño de los Libros de Texto Gratuitos para la Educación Básica”, la Secretaría de Educación Pública (SEP) ha abierto al debate público un tema fundamental: la conformación de una nueva propuesta curricular.

Durante la pandemia se ha insistido en la imperiosa necesidad de re- configurar el currículo de este tramo educativo. A riesgo de recaer en lo que el confinamiento ha puesto en evidencia –lo excesivo e impracticable de ciertas cargas curriculares y su impacto en el rezago–, éste, como otros aspectos, requiere una transformación de fondo que permita la formación integral y respetuosa a que todo ciudadano tiene derecho.

El año pasado Mejoredu puso a consideración de la SEP una serie de Sugerencias de elementos para la mejora del plan y los programas de estudio de educación básica, donde compartimos nuestra perspectiva sobre la transformación del currículo que vislumbramos necesaria. En el Marco curricular y Plan de estudios 2022 de la Educación Básica Mexicana, encontramos coincidencias con algunos de nuestros planteamientos, entre otros:

  • la educación como derecho humano de la totalidad de niños, niñas y adolescentes (NNA);
  • la escuela pública como espacio fundamental, pero no exclusivo, para concretar ese derecho;
  • el reconocimiento de la diversidad de características, necesidades, condiciones de vida y contextos socioculturales de las y los educandos;
  • la importancia de una formación integral de NNA con sentido comunitario;
  • la necesidad de superar el predominio de una visión disciplinar y fragmentada de los contenidos.

El gran reto es concretar una propuesta curricular viable y pertinente, cuyos rasgos deseables sean definidos por el concurso de los diversos actores que participan en nuestro Sistema Educativo Nacional (SEN). En consecuencia, es importante que…

  • se someta a la consideración de las y los docentes, porque su experiencia es fundamental para determinar los aprendizajes imprescindibles de manera situada;
  • se evalúen y aprovechen las propuestas rescatables de currículos anteriores y la experiencia acumulada;
  • se articulen los niveles educativos a través del diálogo entre los distintos agentes: nadie duda ya que el pensamiento trasversal y colegiado es más fecundo que la reflexión unilateral;
  • se adapte a las circunstancias de las comunidades, ya que siempre se educa a personas en situaciones específicas, que difieren en cada caso;
  • se establezca una relación directa y sencilla con las orientaciones didácticas.

El trabajo conjunto entre docentes, familias y estudiantes, impulsado a través de una propuesta curricular pertinente, ayudará a estos últimos a hacer de la lectura una práctica cotidiana relevante, placentera y significativa; a promover su pensamiento crítico y autónomo; y a asumir la responsabilidad por su propio aprendizaje. Ello difícilmente se logra en un ambiente donde todo es susceptible de burocratización y sujeto a examen; donde el contenido del trabajo está impuesto y programado por expertos brillantes, pero ajenos al colectivo escolar; y donde un programa obligatorio anula las oportunidades de aprovechar las ideas que espontáneamente surgen en el entorno de docentes sensibles. En Mejoredu trabajamos para contribuir a la construcción de un currículo justo e inclusivo.

En este número de Educación en Movimiento, para continuar con el de- bate, compartimos algunas reflexiones en torno a las últimas propuestas curriculares en México.


Editorial publicado en el boletín ‘Educación en Movimiento’ 3, tercera época de Mejoredu.