Reapertura de escuelas: marco de referencia para transitar a una modalidad de enseñanza híbrida

Aunque ha sido un año en el que los profesores han navegado en un mar de adversidades educativas, estos han salido avante con la adaptación de los programas educativos...

Cierre de escuelas: los estragos de un año de pandemia

El cierre de escuelas por la pandemia COVID-19 ha tenido efectos negativos en el desarrollo de niños y niñas, tanto académicamente como física y emocionalmente. En un estudio reciente encabezado por la UNICEF México (2020) se descubrió que el 78% de las familias mexicanas con niños y niñas en edad escolar tuvieron dificultades para continuar apoyando la educación de sus hijos, durante el primer año de confinamiento.

También se constató que el ingreso económico de las familias disminuyó un 30% impactando de manera negativa en los niveles de seguridad alimentaria; de hecho, se estima que durante la pandemia uno de cada tres hogares con niños y niñas en edad escolar se quedaron sin alimentos o pasaron hambre por falta de recursos económicos.

Sobre la convivencia familiar, los datos apuntan un incremento en los índices de violencia verbal o física, en el que 34.2% de las familias mexicanas reportaron tensiones del hogar y discusiones entre padres e hijos.

Además de la mala convivencia familiar y la precariedad económica, al interior del 33.8% de las familias mexicanas también se presentaron síntomas severos de ansiedad en la población estudiantil por la carga excesiva de tareas, mientras que los índices de depresión se incrementaron en padres y madres de familia.

Aunque ha sido un año en el que los profesores han navegado en un mar de adversidades educativas, estos han salido avante con la adaptación de los programas educativos presenciales para su impartición en una modalidad en línea; sin embargo, con la noticia de un próximo regreso a las aulas, un nuevo escenario educativo comienza a vislumbrarse.

El desafío de la educación híbrida en la nueva normalidad escolar

En México, el plan para la reapertura de escuelas inició con la aplicación de la vacuna a trabajadores de la educación; tal parece que la nueva normalidad escolar está por llegar. Hasta el momento, los reflectores se han centrado en los protocolos para garantizar el retorno seguro a las aulas -que ya representa un gran desafío para el sistema educativo-, sin embargo existen muchas dudas sobre la enseñanza híbrida que habrá de implementarse para este buen retorno.

Puesto que aun no hay certeza sobre el detalle de las estrategias que la Secretaría de Educación Pública implementará para orientar a los profesores en la apropiación efectiva de este nuevo modelo de enseñanza, con este breve artículo buscamos compartir, a los profesores de distintos niveles educativos, un marco de referencia con 17 recomendaciones para transitar a un modelo de enseñanza híbrida:

  1. Considerando el calendario escolar, realiza la programación de tus materias alternando sesiones presenciales y sesiones en línea. Si existe la posibilidad de organizarte con profesores que imparten las mismas materias y elaborar colaborativamente el diseño del curso ¡aprovéchala!
  2. En tu programación distribuye las unidades temáticas de la materia según el calendario escolar. En caso de que la cantidad de temas exceda el tiempo establecido para el ciclo escolar, agrupa aquellos temas que tengan menor grado de dificultad para su comprensión y que requieren un menor tiempo para su desarrollo.
  3. Si continúas rebasando el tiempo de duración del ciclo académico, lo más conveniente es realizar una “poda”; como experto en la materia debes reconocer aquellos temas que resultan imprescindibles para el desarrollo inmediato y futuro de los estudiantes.
  4. Dentro de tu planeación considera una semana de margen para cualquier imprevisto en el desarrollo de actividades como, por ejemplo, realizar ajustes al diseño, cerrar los contenidos revisados o hacer una evaluación final del curso.
  5. Ten en cuenta que la aplicación de un modelo híbrido no equivale a duplicar contenidos o número de tareas. Recuerda que la estabilidad emocional, tuya y de los estudiantes, es una prioridad, por lo que debes evitar rutinas estresantes debido al exceso de tareas y evaluaciones. Esto también ayudará a reducir el estrés al interior de las familias.
  6. Antes de iniciar el curso académico organiza todos los materiales en formato digital para evitar la manipulación de libros y cuadernos en el aula.
  7. Al iniciar el ciclo escolar invierte tiempo suficiente al encuadre de la materia para reconocer los alcances de la materia; durante el transcurso del ciclo realiza encuadres específicos para enmarcar las unidades temáticas.
  8. En las sesiones presenciales asegúrate de que los estudiantes entiendan las características y procedimientos para la realización de tareas. Considera que muchos problemas tienen su origen en malas interpretaciones sobre las instrucciones de la tarea y no propiamente en la comprensión de los contenidos temáticos.
  9. Comparte el plan de actividades con los padres de familia y gestiona una reunión inicial (presencial o virtual, en función de los protocolos de seguridad) para explicarles la dinámica de trabajo que se adoptará con sus hijos, solicitando su apoyo para el monitoreo de las tareas que el estudiante realizará en casa y que resulten más complejas o elaboradas.
  10. Dales tiempo a los estudiantes para que puedan acostumbrarse a la nueva modalidad. En un principio ofréceles mayor acompañamiento para que obtengan seguridad; toda vez que empiecen a interiorizar la nueva rutina de trabajo, retira las ayudas de forma gradual.
  11. No solicites tareas para su entrega en versión física; recuerda que no hemos de bajar la guardia y es importante seguir atendiendo los protocolos de seguridad.
  12. Antes de las clases presenciales revisa las tareas elaboradas por los estudiantes con la intención de identificar errores y posibles incomprensiones. De esta manera, en las clases presenciales podrás dedicarte a resolver dudas o confusiones muy concretas en el marco de esas actividades y de cara a la realización de las siguientes.
  13. Aborda de manera presencial aquellos temas que consideres de mayor complejidad o dificultad para aprender, ¡refuérzalos con el trabajo en línea!
  14. Asegúrate de que todos los estudiantes que ingresan al salón de clase porten cubrebocas y recuerda las reglas de protección las veces que sean necesarias.
  15. Lleva un control de asistencia de los estudiantes, tanto de las clases presenciales como de las clases en línea. El control de asistencia no es con fines evaluativos, sino para hacer llegar los materiales a los estudiantes que por alguna razón no pudieron asistir.
  16. En el caso de los estudiantes que, por decisión de los padres, no asistan a las clases presenciales, asegúrate de que reciban material digital para suplir los contenidos vistos en clase. También existe la posibilidad de grabar la clase y remitírsela a los estudiantes con posterioridad.
  17. Retroalimenta la tarea de los estudiantes, ya sea de manera grupal o individual. Es importante que los estudiantes conozcan sus errores, fortalezas y áreas de mejora para seguir aprendiendo. Evita poner una valoración numérica sin retroalimentación de por medio.

Sobre todo recuerda que ¡todos para uno y uno para todos! Acércate siempre a tus compañeros y compañeras con quienes has caminado todo este año y que se distingan por sus buenas prácticas de enseñanza; el solicitar ayudas a tiempo nos hará doblemente fuertes.

Autores:


Juan Carlos Castellanos Ramírez.

Doctor en Psicología de la Educación por la Universidad de Barcelona, España. Profesor de la Universidad Autónoma de Baja California. Director del grupo consultor ConCienci@ educativa A.C.

juan.castellanos8@uabc.edu.mx

https://orcid.org/0000-0002-0682-9085

Twitter: @jupexi

Shamaly Alhelí Niño Carrasco

Doctora en Psicología de la Educación por la Universidad de Barcelona, España. Miembro del Sistema Nacional de Investigadores y profesora de la Universidad Autónoma de Baja California.

shamaly.nino@uabc.edu.mx

https://orcid.org/0000-0002-5623-4418

Twitter: @shamaly

REFERENCIAS

UNICEF México. (10 de mayo de 2020). Encuesta #ENCOVID19Infancia. Efectos de COVID-19 en el bienestar de las niñas, niños y adolescentes. https://www.unicef.org/mexico/informes/encuesta-encovid19infancia?fbclid=IwAR0tthFpr3GrrEU_SjvTovEGSds-pluuk6YrSD1n04jjH6tv82ilCQ9mRCg

Pluma Invitada

Pluma Invitada

En este espacio escriben especialistas en materia educativa
Back to Top

Log In

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

To use social login you have to agree with the storage and handling of your data by this website. %privacy_policy%

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.