Políticos y política banal.

Compartir nota:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

Inservible y podrido sistema político que vende ilusiones, remata y canjea la justicia social por limosnas que el pueblo ve como aliciente para una desgracia que bien merecía. Castigo sin posible perdón para una nación que permite el abuso y el saqueo de quienes gozan sangrando el erario público.

Políticos que hoy saludan con una sonrisa cínica, que están dispuestos a darle la mano hasta un manco con tal de tomarse la foto que aparente aceptación popular de la que consideran chusma. Miserables sanguijuelas que no desquitan el desproporcionado sueldo que erogan permanentemente; pues como chapulines saltando de cargo en cargo van comiéndose descaradamente las esperanzas de una patria crónicamente jodida.

En telenovelas, en programas de entretenimiento, en revistas, periódicos y un sinfín de medios hacen pública sus malsanas intenciones; los ojos se les desbordan de un brillo de avaricia, ambición, poder, hambre infinita de dinero a raudales.

Anuncios y “noticias” que solo reflejan el pretendido deseo de convertir sus cargos en puestos vitalicios. Generaciones de familias plenipotenciarias; glamour y caché para servidores públicos de alcurnia que tuvieron la suerte de tener un destino envidiable, y todo esto a costillas de muchos, miles y millones mexicanos que hasta hoy…sostienen al país.

Política corrupta que abandera la democracia, una justicia secuestrada por la desgracia, engañifas de malos aprendices de mago que como malos actores que son, han dejado al descubierto la basura de sus falsedades. Amigos y compadres que se rolan el hueso.

“Unos corretean la liebre y otros si correr la alcanzan, unos gastan el dinero y otros son los que trabajan… ¿A dónde va a dar el pueblo, si tiene un montón de ratas?” (sic) (La liebre-Los Tigres del Norte)

 

¡Revolucionemos el pensamiento colectivo…!

Baldemar Montejo Martínez

Baldemar Montejo Martínez

Profesor de educación primaria. Simpatizante de la justicia y la honradez.