Pensiones a menos de la mitad

"En el caso del magisterio, la dirigencia nacional del SNTE tiene el mérito dudoso de ser la única dirigencia sindical en México que ha vendido los derechos laborales tanto de activos como de jubilados..."

Wenceslao Vargas Márquez

La segunda sala de la SCJN resolvió en febrero de 2021 que ciertas pensiones se paguen en unidades de medida y actualización (de menor importe) en vez de salarios mínimos (de mayor importe). La resolución se publicó en junio, cuidadosamente, después de las elecciones intermedias (bit.ly/39Daek4). Ésta decisión judicial merma las pensiones a causa de la carrera entre salarios mínimos (que crecen mucho) y umas (que crecen poco).

En 2021 un salario mínimo vale $141.70 y la uma $89.62, con un diferencial adverso creciente. De acuerdo con un análisis de Zarazúa, asesores laborales, publicado en un serio diario de circulación nacional, es muy probable que el salario mínimo llegue a $240 o $250 pesos en 2024. Si esto fuese así, al aumentar un (estimado) 5% cada año, la uma variaría de los $89.62 actuales a $94.10 en 2022; y con 5% más, a $97.87 en 2023; y con 5% más, a $102.76 en el año 2024.

En 2024 el salario mínimo estaría (subjuntivo de precaución) en $240 y la uma en $102. Por 30 días y por 10 salarios, en 2024 una pensión mensual tope pagaría $31 mil pesos en umas en vez de los $73 mil que deberán ser en salarios mínimos. Sería una diferencia abismal de más de $42 mil pesos mensuales que algunos jubilados dejarían de recibir. Hoy se paga el 63% de lo que debe ser. En 2024 se pagaría el 43%, menos de la mitad de lo correcto.

En el caso del magisterio, la dirigencia nacional del SNTE tiene el mérito dudoso de ser la única dirigencia sindical en México que ha vendido los derechos laborales tanto de activos como de jubilados, y siguen tan campantes. Evidencias:

Activos.- En 2013 ésa dirigencia nacional, la misma de hoy pues no ha habido elecciones,  le dio el sí a Peña Nieto para aplicar la reforma educativa del PRI y del Pacto por México mediante una ley docente perdiéndose los derechos de docentes activos garantizados por la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado.

Jubilados.- En enero de 2016 los mismos dirigentes del SNTE, los de hoy pues no ha habido elecciones, le autorizaron a Peña Nieto y al PRI que le quitaran los derechos a los jubilados mediante la merma de pagos pensionarios que comenzaron a hacerse en umas mediante una reforma constitucional. La líderes magisteriales la aplaudieron como perfecta.

La doble traición a activos y a jubilados se dio a cambio de una diputación plurinominal para el exlíder Juan Díaz vía Nueva Alianza, en coalición con el PRI y el Verde en las elecciones de 2018. El maestro Díaz perdió tres cosas: ésa diputación, al partido y la dirigencia del sindicato. El desastre.

No se ha sabido que el SNTE o sus supuestas oposiciones internas (Maestros por México, el Movimiento Nacional de Transformación Sindical, 32 por la Reivindicación Magisterial) se hayan preocupado porque en el presupuesto 2022 haya los recursos para comenzar a eliminar la brecha pensionaria en comento. Les urge quitarle la chequera a quienes la tienen y nada más. La orfandad política del magisterio es doble: la dirigencia sindical oficial no se preocupa, sus supuestas oposiciones tampoco.

Twitter @WenceslaoXalapa

Back to Top