Los monólogos de la SEP.


Desde el día 3 agosto el Secretario de Educación Esteban Moctezuma inició con las conferencias vespertinas para dar a conocer información en vísperas del arranque del ciclo escolar 2020-2021, en punto de las cinco de la tarde y durante media hora, los reflectores se enfocan a quienes están tomando las decisiones y definiendo el rumbo de la educación en tiempos de pandemia en nuestro país.

El uso de redes y medios televisivos para brindar información sobre cuestiones educativas se ha vuelto un recurso ya característico de los funcionarios públicos,  en torno a ello, se generaron altas expectativas, pues se esperaba conocer el plan integral  de la estrategia de las autoridades para implementar en el ámbito educativo, sin embargo, esto quedó reducido a información sobre cifras,  datos, pasarela de funcionarios y sesión de preguntas breves y apresuradas con los medios de comunicación, donde  las respuestas dadas resultan  ambiguas,  pero sobre todo  enmarcadas en discursos triunfalistas.

Cada transmisión cumple su cometido en cuestión de la proyección o show mediático de nuestras  autoridades educativas, es efectivo por el uso de redes o cadenas televisivas donde se transmiten las conferencias vespertinas, pero no es eficaz en cuanto al manejo completo e integral de toda la información concerniente al ámbito educativo, pues dicho campo es por demás amplio y complejo, tomando en cuenta que la información que se requiere tiene que ver con procesos administrativos, organizativos, operativos y pedagógicos, desplegados a todos los  niveles que conforman el sistema educativo: Educación inicial, Educación Básica, Media Superior y Superior.

Hemos podido ver y escuchar al titular de la SEP  y otros funcionarios públicos, su discurso en varios momentos de la emisión genera más dudas que certezas, pues aún no se conoce la estrategia completa que se diseñó para llevar a cabo el trabajo educativo a distancia en este ciclo escolar, los datos a medias no brindan los  elementos que el docente requiere para poder llevar a cabo la planeación didáctica previa al 24 de agosto, fecha en que los estudiantes estarán iniciando su proceso de  enseñanza-aprendizaje desde casa.

En el discurso el Secretario de Educación  llama insustituibles a los maestros, pero en los hechos los ignora, no consensa ninguna decisión, no hace uso de la inteligencia colectiva de los docentes para organizar un trabajo educativo que sea acorde a la diversidad de los contextos en que se encuentran maestros y estudiantes, no recupera de manera formal las experiencias exitosas de los diversos colectivos pedagógicos, y no retoma los proyectos educativos que miles de maestros han impulsado  aún sin el apoyo de los gobiernos en turno.

Dirigir el sistema educativo implica una gran responsabilidad, el monólogo de media hora no disipa las dudas de los maestros, maestras y diversos actores de la comunidad educativa; se ha intentado dar un voto de confianza a las autoridades, considerando que podían llevar a cabo la gran tarea de implementar de manera completa un plan estratégico que orientara el trabajo a distancia, pero los desatinos son constantes y los vacíos en la información generan confusión y desconfianza.

A pesar de tales circunstancias y en tiempos de pandemia, la educación será posible gracias a los más de 2 millones, 100 mil maestros que saben que las respuestas que buscan no las encontraran en las conferencias del Secretario de Educación, sino por el contrario, su experiencia docente será la que respalde el trabajo que ya iniciaron, pues el inicio de cada ciclo escolar requiere de un trabajo previo;  los docentes hoy se encuentran organizando y planeando su quehacer educativo, revisan los contenidos que deberán desarrollar, recaban el material y recursos  didácticos que complementaran su labor; investigan información en medios digitales, buscan estrategias y prácticas pedagógicas innovadoras para llevar a cabo el trabajo a distancia, otros más siguen actualizándose en el uso de plataformas a iniciativa y con recursos  propios, pero también están los maestros rurales, quienes conscientes de su realidad, con estudiantes  que viven en comunidades donde carecen de servicios de luz e internet y sin dispositivos tecnológicos móviles, estos docentes diseñan estrategias apropiadas para brindar posibilidades de aprendizaje a sus alumnos.

Hoy nuevamente es el maestro de quien esperamos respuestas, será un reto para todos,  pues el ciclo escolar 2020-2021 tendrá particularidades originadas por la pandemia, no se tienen posibilidades de abarcar de manera completa un plan de estudios, los maestros lo saben, buscar ese objetivo resulta inadecuado bajo las circunstancias en  que nos encontramos, pero tampoco caen  en la idea fatalista de que todo está perdido, la intención será  llevar a cabo actividades que tengan posibilidades de lograr aprendizajes desde casa, considerando en todo momento las condiciones particulares de  estudiantes y el entorno sociocultural y económico en el que se encuentran

Serás tú maestro quien nos muestre nuevamente el rumbo que debe  tomar la educación y no las determinaciones erradas de funcionarios públicos que se encuentran ajenos a tu labor, ni mucho menos  las injerencias de la  cúpula televisiva empresarial;  tienes decenas de posibilidades para considerar en tu práctica educativa, tus saberes pedagógicos son invaluables; las escuelas del medio rural tienen sus particularidades y precisan medios o recursos específicos que distan de lo que las  instituciones del medio urbano requieren, no puedes hoy compararte, pues tu quehacer docente parte de tu contexto, no permitas que la rigidez metódica te coarte o te encuadre en un solo marco de acción, no dejes que las imposiciones de una autoridad educativa te limiten y las estrategias  fallidas de ellos  te conduzcan por un laberinto complejo al que no se le ve salida.


Erica Franco Lavín.
Maestra en Ciencias de la Educación

Zona de debate