La indisciplina social y su lamentable legado (Parte II)


Se ha rezagado la autoridad y responsabilidad de la familia a tal grado que no puede distinguirse un orden que justifique el desempeño de roles específicos; lineamientos y normas de convivencia que han sido violentadas por quienes  debieran ser sujetos de subordinación (los hijos).

Lamentablemente se ha perdido el respeto a los padres y la jerarquía entre los hermanos que daba sustento a una estructura basada en el orden y autocorrección social.

Esto mismo ha causado una desorientación juvenil que rebota de extremo a extremo en aras de la libertad como principio indisoluble para cualquier persona; olvidando así que en la construcción de un proyecto de vida no solo es suficiente la voluntad para complacer las tendencias naturales de cada individuo, porque por naturaleza la inclinación del ser humano es hacia lo fácil, lo cómodo, lo rápido, lo gratuito, etc.

Y no es que no sea válido o incorrecto pretender alcanzar tales consideraciones, sino  que el proceso o el modo para llegar a tal objetivo no son los adecuados:  porque no en todos los casos el fin justifica los medios.

La idea de tener atemorizados (reprimidos) a los padres de familia, los maestros,  y todas las personas que asumen funciones de educación a niños y jóvenes, con leyes de infancia a través de sus distintos organismos que no han sabido definir mecanismos de prevención y corrección adecuados, oportunos y eficaces ha dejado desprovisto de facultades profesionales a todos los involucrados en cualquier proceso de enseñanza-aprendizaje que se refiera.

La ideología del ensayo-error a que se ha sometido a la niñez y la juventud es injusta debido a que es muy difícil alcanzar las metas propias sin orientación, sin disciplina y sin un entorno solido en que tanto los derechos como las obligaciones sean el eje fundamental de convivencia.

La actual forma de educar en los hogares mexicanos (generalmente) se está equiparando a dejar una fortuna o herencia incalculable en manos de hijos que no han sabido el esfuerzo y trabajo que se emplearon para conseguirla y que por tanto de la misma forma en que les llegó, se les irá. Y más doloroso es que una vida desorientada y sobreconsentida tengan por destino: tristeza y dolor.

 La disciplina es la base para conseguir el éxito…


Zona de debate