Federalización de los maestros mexicanos: ¿conviene o no?

Difícil refutar los argumentos del Presidente AMLO tan contundentes en este video, sobre lo que sucedió con el salario magisterial los últimos 27 años de administración moderna y los 98 desde la fundación de la SEP.

Pero, ¿qué pasó? Primero, federalización incipiente, desde que Vasconcelos inauguró la secretaría se dio prioridad a la cobertura y había mucho recurso humano mal pagado y sobre todo sumamente disperso, sin embargo la tecnología y la ciencia en esas décadas era inexistente, de ahí que los esquemas laborales se basaron únicamente a la antigüedad, porque para ascender o para promoverse era único requisito tener más años, iba de la mano con los grandes cambios que eran prácticamente inexistentes, una especie de programas únicos que duraban décadas para sufrir algún tipo de modificación, siendo la máxima evolución salarial hasta la década de 1990 el esquema de EDUCACIÓN BÁSICA,  logrando 1/2 tiempo, 3/4 de tiempo y tiempo completo, algo así como ganar a lo mucho la plaza inicial con nivel A de Carrera Magisterial o K1.

Está federalización existente si aseguraba un salario para todos pero en su mayoría era un pésimo salario, estancado, vino en el mundo una ola liberal que provocó muchos cambios, incluida la apertura al mundo y la competencia. Y es así que en 1992 se implementa la descentralización educativa que incluye pasar los fondos educativos y su administración a los estados, haciéndolos corresponsables, y es aquí donde proliferan los problemas que hoy nos aquejan, llega una oleada de aumentos nacionales acompañadas de negociaciones estatales que fortalecen donde lo que más gusta: el ingreso, sin embargo muchos estados se corrompieron e hicieron uso de las estigmatizadas como malas de la película, las economías no regularizables, que no es otra cosa que los recursos que no se ejercían terminaban gastándose en cualquier cosa, algunas positivas para cubrir imprevistos como suplencias de profesores enfermos, pago de bonos estatales, incremento al aguinaldo, infraestructura, becas, perooooo también trajo a los aviadores, desvíos de recursos, retraso en pagos como ISR, cuotas de Seguridad Social, creación de plazas sin sustento de corte estatal y cada año era común ver desfilar a los gobernadores con el clásico: ¡necesito más presupuesto para elevar la calidad educativa!

Con la entrada en vigor de FONE el sexenio pasado se dio una solución extremista eliminando cualquier gasto fuera del censo magisterial y con ello se detuvo todo tipo de adecuación al gasto educativo, de tal rigor es FONE que no puede un estado siquiera modificar la CURP en su plantilla, se crearon mecanismos compensatorios en salario, pero existe un pendiente que se vuelve un dolor de muela cada día más intenso, la nómina estatal y sus implicaciones en aguinaldo y jubilaciones, todos los gobernadores enfrentan el mismo problema, crece anualmente este obligación y el presidente ha tomado con mucha seriedad y responsabilidad abordarlo pero además resolverlo, sin embargo los maestros debemos estar muy atentos a estos cambios porque tendrán efectos en nuestro patrimonio si algún duende mete las manos con tal de ahorrarse unos centavos del presupuesto, veamos las siguientes preguntas que deberán responderse en el debate previo:

1. ¿Bajo qué ley nos jubilaremos los estatales? ¿La ley del ISSSTE o la local de cada estado que hoy nos rige?, en el caso de Tabasco del ISSET, que siendo ley no la quiere respetar su flamante director.

2. ¿Qué tope salarial tendremos? ¿De la ley del ISSSTE con 10 salarios mínimos diarios? ¿O de la ley local? En el caso de Tabasco contempla 25 salarios diarios…¿bajamos todos o subimos todos?

3. ¿El aguinaldo se conservará para quienes están en el ISSSSTE o instituto local en los mismos términos? En Tabasco pagan 85 días, ¿cómo quedará esa parte?

4. Al federalizarse, ¿desaparecerá la duplicidad de organismos estatales?

5. ¿Incluirá desde qué nivel la federalización? ¿Básica que va desde inicial hasta medio superior? ¿Aquí debe ir la UJAT? ¿Las normales ?

6. Al federalizarse, ¿le llegarán por fin las cuotas y pagos que descuentan en ISR al SAT y de seguridad social al ISSSTE para brindar un mejor servicio por fin?

7. ¿Cuál será el mecanismo para reconocer en el tránsito a los trabajadores interinos hoy estatales?

8. ¿Cuál será el esquema para las nuevas generaciones en salario, aguinaldo y jubilación?

9. En materia sindical, ¿qué razón de ser tendría una sección sindical estatal donde hoy existen 2, una federal y otra local?

Estas son únicamente las ideas centrales que comienzan hacer los trabajadores estatales ante la entrada en vigor de lo que sin duda será un SÚPER FONE. ¿Porque debatir estos temas? Porque nuestro salario es la mayor CONQUISTA SINDICAL que tenemos, ganada con años de lucha y espíritu por servir a este gran país y estado.

El Presidente busca eficientar estos temas y habrá que tomar el toro por los cuernos, debido a que seguimos especulando cada quincena porque no nos pagan igual, y si llegaremos alcanzar jubilación, entre muchos argumentos que solo tienen una respuesta: EL ASUNTO ES DE DINERO.

Por estas razones vale la pena estar muy pendientes para ayudar y lograr lo mejor para todos, usemos lo que mejor sabemos desdoblar, nuestra labor de conciencia.

PD: Felicitaciones  al Presidente  AMLO, hubiese sido muy fácil endeudarnos como lo hizo Peña con Videgaray y pegarle otra mordida al presupuesto a cambio de sostener 6 años el hechizo, pero es responsabilidad resolver esto hoy para tener futuro

Política para dumies

“En política no te metes, te meten, pero no te sales, te sacan”.
 

 
 

Comenta la publicación.