Escuelas Multigrado: atención urgente.

Comparte la nota:

En nuestro país una escuela multigrado es aquella en la que un solo maestro atiende más de un grado escolar, por mencionar algunos ejemplos, en las regiones rurales de Quintana Roo y estoy seguro que en casi toda la República las escuelas preescolares, primarias y telesecundarias pueden ser unitarias, bidocentes, tridocentes en la mayoría de los casos, es decir tienen uno, dos o tres maestros para atender todos los grados. Cuando son escuelas unitarias los maestros encargados tienen que impartir clases a todos los grados y en el caso de primarias y telesecundarias adicionalmente todas las asignaturas. 

En la mayoría de los casos, adicional a la carga docente, los maestros unitarios tienen que hacerse cargo de las tareas de la dirección, si es bidocente recae en uno de ellos y esto en definitiva muchas veces resta tiempo a las actividades frente a grupo y el aprendizaje de los alumnos puede verse afectado de manera negativa. Las tareas docentes y administrativas potencian enormemente el trabajo de quienes hacen la doble función sin que en la mayoría de los casos sea remunerado e inclusive reconocido, ya que no ganan lo mismo que quienes tienen una plaza de director, pero si cargan con las responsabilidades legales y sobre todo del trabajo que se multiplica, y tampoco estos años de trabajo al frente de una dirección les es tomado en cuenta a la hora de aspirar a acceder a una categoría especifica de director o supervisor. 

Las escuelas multigrado han sido una forma de atender la demanda en zonas rurales alejadas y de alta marginación, existen desde hace ya mucho tiempo y brindan el servicio educativo en prácticamente todo aquel territorio donde existan las necesidades. Sin embargo, es necesario señalar que ni en las escuelas formadoras de docentes, ni en algún otro lugar de capacitación a figuras educativas, se ha impartido formación específica de atención a escuelas multigrado. No hay formación pedagógica diferenciada, ni cursos que capaciten en la manera en que debe ser organizada una escuela con tales características, no hay materiales adecuados para trabajar los contenidos y ninguna acción en general que ayude a esta modalidad que dicho sea de paso, atienden a un gran número de alumnos con enormes carencias de todo tipo. 

Las escuelas en mención han funcionado de manera inercial; cada uno de los docentes que ha laborado en este esquema, ha tenido que ir adecuando sus formas de organización, sus planes de estudio, a como pueda con lo que tiene, evidentemente el Sistema Educativo Nacional, no ha sido capaz a de voltear a ver esta modalidad, ni ha generado acciones de capacitación constante que puedan traducirse en mejoras en los aprendizajes. Las autoridades educativas locales en las entidades, tampoco han hecho mucho al respecto y esto debe cambiar de manera urgente. 

En muchas de las investigaciones pedagógicas, al ir revisando los indicadores educativos, podemos ver que las escuelas multigrado han tenido un rol fundamental en nuestro sistema educativo, hay muchos maestros en muchas regiones que han innovado con sus diversas formas de hacer funcionar sus escuelas, en telesecundarias por ejemplo, los alumnos de los tres grados tienen constantemente actividades que implican trabajar con alumnos de distintas edades, lo cual beneficia primeramente a los más pequeños ya que los ayuda en su maduración en todos los sentidos, y de la misma manera los más grandes al sentir que ayudan en el aprendizaje de los más pequeños, van adquiriendo una responsabilidad que los ayuda en su propio ser. 

Existen muchas formas de trabajo que han probado su eficacia en diversas regiones de nuestro país, maestros que han puesto toda su capacidad y conocimiento al servicio de sus escuelas y sus alumnos, aun con todo en contra, aun cuando no hayan recibido capacitación específica, aun cuando los materiales no sean los adecuados y aun cuando no existan apoyos de formación. Esos casos deben ser analizados y recopilados por el sistema educativo nacional y  estos a su vez deben empezar a diseñar políticas públicas encaminadas a fortalecer esta modalidad educativa que tanto bien le ha hecho a nuestro país. Muchos de los maestros que menciono han ido a trabajar dejando familia, comodidades y teniendo como premisa fundamental ayudar a aprender a los que menos tienen, justo es que su trabajo les sea reconocido con acciones contundentes. 

Generar acciones concretas encaminadas a fortalecer la modalidad multigrado, va a mejorar la educación que brinda el estado a los alumnos más necesitados, ya que mientras las condiciones económicas no mejoren en nuestra zonas rurales esta modalidad seguirá existiendo, justo es que no deban seguir siendo atendidas con modelos educativos que no potencializan sus alcances, sino que, por el contrario, lo limitan.  

Es por todo lo antes mencionado, que el Sistema Educativo Nacional debe voltear su mirada de manera urgente hacia las escuelas multigrado, hay en los estados capacidad probada para ir generando propuestas basadas en experiencias que ayuden a brindar la atención que realmente merecen los cerca de 2 millones de NNA que asisten a las escuelas multigrado de nuestro gran territorio nacional. 

TEMÁTICAS: OPINIÓN