¿El racismo también será cultural?

«En serio trato de ser tolerante, pero DETESTO EL FUTBOL, y el fenómeno idiotizante que produce… Lo desteto aún más porque la gente estorba e inunda las avenidas para hacer que tarde dos horas para llegar a casa… Y todo para ver a un SIMIO… Brasileño pero simio aun. Esto ya es un círculo ridículo”.

Es el “razonamiento» de  Carlos Manuel Treviño Núñez, ex titular de la Secretaría de Desarrollo Social del municipio de Querétaro y miembro del Partido Acción Nacional (PAN),  contra el jugador brasileño Ronaldinho, reciente contratación del Club de futbol, “Gallos Blancos del Querétaro».

En su comentario el individuo dice que trata de ser tolerante, sin embargo detesta al futbol y a sus aficionados, a quienes de paso  llama idiotas porque son parte de “un fenómeno idiotizante”.

Y sin contener su formación racista, espeta que el jugador brasileño es un “SIMIO”,  lo que le valió  rechazo absoluto en redes sociales,  la inminente expulsión de su partido, así como una investigación de la CONAPRED que podría derivar en un proceso penal.

Sin embargo, es una pena que algo así deba de pasar para que recordemos que en México el racismo existe desde siempre, pero que muy poco se hace para combatirlo.

Solamente faltaría que nos hicieran creer que,  al igual que la corrupción, el racismo es un asunto de  «orden cultural”  y que por razones de esa extraña lógica mexicana, ésta deformación social;  ya no tenga remedio.

José Antonio Martínez Gutiérrez

José Antonio Martínez Gutiérrez

Profesor de Educación Primaria.
Back to Top

Log In

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

To use social login you have to agree with the storage and handling of your data by this website. %privacy_policy%

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.