in

Regreso a clases presenciales no ha sido fácil, la educación no se ha detenido: Delfina Gómez

La secretaria de Educación Pública, Delfina Gómez Álvarez, reconoció que el regreso a clases presenciales no ha sido fácil, pero que gracias a maestras y maestros, y al compromiso de las familias mexicanas, la educación no se ha detenido.

Ante la comunidad escolar de la Secundaria no. 66 Ida Appendini Dagasso, y en presencia de la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, la funcionaria federal aseguró que la continuidad del servicio educativo se logró a pesar de los difíciles momentos enfrentados como país, por lo que agradeció el trabajo realizado por el personal docente. 

Al anunciar el Catálogo de Beneficios de Microsoft para las escuelas públicas de Educación Básica de la capital del país, Gómez Álvarez expresó que la pandemia dejó claro que la educación es un trabajo de todos, por lo que invitó a la iniciativa privada y a las organizaciones sociales a ser parte de este esfuerzo.

“Estamos en un momento trascendental para nuestro país; es importante que las empresas se sumen de manera generosa a este gran compromiso de mejorar la educación de nuestros estudiantes. De aquí saldrán los futuros profesionales de la tecnología y otros temas, futuros desarrolladores, emprendedores, humanistas; nuestro futuro está puesto en ellas y ellos, manifestó la titular de la SEP.

Del mismo modo explicó que, con el apoyo de Microsoft, las comunidades escolares de la Ciudad de México tendrán acceso a múltiples beneficios y herramientas digitales educativas como Office y Minecraft, entre otras. 

En ese sentido invitó a alumnos y docentes a utilizarlas, ya que en el mercado tienen un costo que no es tan accesible para la población en general, y que sería difícil de cubrir para los más de 1.2 millones de estudiantes y 90 mil profesores que conforman la matrícula de la ciudad. 

Por último comentó que esta empresa ofrecerá capacitación técnica y acompañamiento gratuitos, y sostuvo que las nuevas tecnologías se convirtieron en herramientas esenciales para ofrecer un mejor servicio educativo a niñas, niños, adolescentes y jóvenes.