¿Puente para el magisterio?

"Los países más avanzados en educación coinciden en mucho por el respeto, aprecio social y relevancia que la sociedad y los gobiernos tienen por la profesión magisterial."

Comparte la nota:

La semana pasada se dio uno de los denominados “puentes” del ciclo escolar, que se formó, a partir de dos fechas especiales, el viernes 18 por la descarga administrativa y el lunes 21 de marzo, la celebración del natalicio de Don Benito Juárez García, ambos marcados en el calendario escolar  de educación Básica y Normal como día de asueto.

Para muchas personas, incluidos algunos medios de comunicación que desconocen el contexto educativo, se trató solamente de 5 días de descanso continuos para estudiantes y personal docente, sin ahondar más en el propósito y la finalidad específicamente en el caso de la descarga administrativa en la vida docente.

De acuerdo con la Secretaría de Educación Pública (SEP), la descarga administrativa es el momento cuando las y los maestros califican exámenes y vacían las calificaciones en el sistema que tienen en su entidad federativa. Durante todo este ciclo escolar, habrá cuatro días de descargas administrativas, 12 de noviembre, 18 de marzo, 17 de junio y 29 de junio.

La situación es que el trabajo no se reduce a “calificar exámenes y vaciar calificaciones en el sistema” la evaluación, sobre todo en educación básica, se trata de un complejo y cualitativo sistema de evaluación que tiene de por medio una serie de momentos que se consideran de carácter permanente, por lo que los rasgos, registros y momentos de dicha evaluación, comprenden muchos más rasgos que “un examen” y genera un tiempo y una actividad no sólo muy cuidadosa y tardada, sino además muy desgastante mentalmente.

En este sentido, por cada día de descarga administrativa, que tienen que llevar a cabo en el centro escolar, por cierto, se utiliza mucho más tiempo en casa para la corroboración de registros y revisión de elementos del portafolio de evidencias, por lo que dicha descarga representa una décima parte del tiempo real del docente y, por consiguiente, de su familia. Para algunos directivos resulta especialmente incomprensible que más de 250,000 escuelas de educación básica estén conectadas de manera simultánea lo que frecuentemente satura el sistema a pesar de que en muchas ocasiones se exige que se suban el mismo día en dicha plataforma.

Si bien es cierto que esta descarga administrativa fue implementada relativamente en fechas recientes, también es cierto que representa apenas un paso de lo que debería de ser un verdadero reconocimiento de la labor real del magisterio, ya sea incrementando el tiempo para ello o mediante el pago de este que finalmente se lleva a cabo por parte del personal docente ya sea antes, sacrificando el fin de semana o el puente como en este caso para cumplir con dicho compromiso.

Los países más avanzados en educación coinciden en mucho por el respeto, aprecio social y relevancia que la sociedad y los gobiernos tienen por la profesión magisterial, por lo que, si deseamos avanzar, tenemos que mirar más alto y profundo a las raíces que ponemos en las acciones para fortalecer y apoyar la labor del magisterio.


manuelnavarrow@gmail.com

https://manuelnavarrow.com