Pagó SEP más de 14 mdp por libros de texto con errores de ortografía.


La Secretaría de Educación Pública (SEP) pagó 14 millones 210 mil 825 pesos a instituciones que colaboraron en la redacción de libros de texto gratuitos que se imprimieron y distribuyeron con diversas faltas de ortografía.

La información fue dada a conocer por  el Instituto Federal de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos (IFAI) luego de que un particular solicitara el nombre de las personas encargadas de la elaboración de los libros, así como  el pago obtenido y si además hubieron sanciones debido a  los errores cometidos.

El IFAI detalló que la Secretaría de Educación Pública  integró el expediente número DE-1079/2013 para llevar a cabo las investigaciones pertinentes  para en su caso, sancionar a los servidores públicos responsables de los errores ortográficos.

Asimismo, la dependencia que encabeza Emilio Chuayffet  respondió a  través de la Dirección General de Materiales e Informática Educativa, que la redacción de los libros de texto no estuvo a cargo de ningún Comité o grupo de personas, y que para ello se suscribieron  dos contratos, uno por un monto de 11 millones 130 mil 825 pesos a favor de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación la Ciencia y la Cultura (OEI),  y otro por 3 millones 80 mil pesos, con la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Xochimilco (UAM-X).

La SEP señaló además que,  una vez que los libros estuvieron listos para ir a impresión, las maquetas se entregaron a la Dirección de Desarrollo de Innovación y Materiales Educativos y a la Dirección Editorial, áreas relacionadas con la elaboración de los libros de texto.

En julio pasado  el Secretario de Educación Pública Emilio Chuayffet , dio a conocer  que los libros de textos gratuitos del ciclo escolar 2013-2014 contenían  117 errores ortográficos.

“Es un error imperdonable, pero mayor error hubiera sido callarnos. No puede existir calidad educativa si los textos no son herramientas que ayuden a pensar adecuadamente”  dijo el funcionario, y  señaló que ya nada se podía hacer, pues los libros ya estaban en proceso de gestación cuando asumió su mandata al frente de la dependencia educativa, y culpó  a la administración de Calderón  del  problema.

En ese sentido, la SEP  anunció  que  el problema se resolvería entregando a los maestros una “fe de erratas” con los errores de los libros, para que sean ellos junto con los alumnos quienes corrijan las faltas de ortográficas.


La Redacción
Editor principal del sitio

Zona de debate