La práctica hace al alumno


Esta semana inician las clases de manera formal del Ciclo Escolar 2020-2021 para educación básica. De esta manera alumnos, padres de familia y docentes trabajarán a distancia, los maestros tratando de vincular, programas de televisión, contenidos programáticos, estrategias de enseñanza a distancia y libros de texto gratuitos, sin embargo, algo que ya se ha mencionado es la desventaja que existe entre todos estos actores para que se logre el aprendizaje, pues la carencia de metodología, la falta de capacitación para el trabajo a distancia, el programa está diseñado para la educación presencial y que los alumnos necesitan la socialización para consolidar el aprendizaje, por mencionar algunos, son factores que no dan buen pronóstico, para que los resultados educativos sean positivos en este ciclo escolar.

Y es que sin tener una cultura del diagnostico, hablando educativamente, no sabemos dónde estamos ni hacia dónde vamos, por ende carecemos de definir las necesidades prioritarias de la escuela y del aprendizaje de los alumnos, mucho más aún en este periodo de contingencia sanitaria, por lo tanto, no tenemos claro que debemos atender principalmente, por ello quiero hacer mención de tres aspectos primordiales para la educación de cualquier ser humano, la escritura, la lectura y habilidades matemáticas, pilares fundamentales en los que se sustenta la construcción del saber.

Si bien es cierto que la educación básica está sujeta a un programa, con contenidos  curriculares organizados y con aprendizajes esperados por desarrollar, en estos momentos es complicado que los alumnos aprendan dichos elementos, sin embargo la practica de las habilidades básicas, como la escritura, la lectura y las matemáticas se puede facilitar, el instruir a los alumnos a la distancia para que lo practiquen en casa. Estas habilidades básicas para el aprendizaje no son el fin, son el medio para adquirir el conocimiento, es una posibilidad de crecer y no simples destrezas.

La lectura, en las diversas modalidades y tipos acorde a la edad, desarrolla en el alumno habilidades de comunicación y lenguaje, nutriendo su imaginación y creatividad, ademas de conocer o reconocer los conocimientos seleccionados por el docente, aumentando el bagaje cultural y el vocabulario, en contexto, así como la escritura, la lectura es condición primordial de los procesos de enseñanza y aprendizaje.

Por su parte la escritura, siendo una habilidad mas compleja y que por lo tanto los alumnos presentan dificultad para producir textos, es un instrumento cognitivo, pues ayuda a comprender mejor, de ahí la dificultad, pues en ella esta inmerso la vulnerabilidad de expresar nuestros sentimientos, emociones y puntos de vista, el acto de escribir  es una habilidad cognitiva, que se “vincula con la capacidad para desarrollar un pensamiento abstracto, objetivo, lógico y racional” (Cassany, 2009, p. 33), por lo tanto es indispensable para aprender.

Las matemáticas son parte de la vida cotidiana de las personas, en ocasiones de manera inconsciente y en otras con toda la intención de ponerlas en práctica. El uso de manera informal o formal, nos lleva a verificar nuestra ingesta de calorías, hacer un presupuesto, cuantos kilómetros recorrimos, verificar nuestro gasto económico y otras actividades que tal vez requieran el uso de fórmulas matemáticas. De esta forma (Gómez, 2009) afirma que los números son símbolos y por tanto, al igual que las palabras, tienen un significado, y que éstos forman parte del capital lingüístico de las personas. Asimismo señala que el procesamiento de los números tiene que ver con la manipulación de símbolos y palabras que representan cantidades, y que a través de su manipulación se puede acceder a la comprensión y aplicación de su cálculo.

De tal manera, escuela y docentes, tendrán la decisión y posibilidad de apoyar su trabajo en este periodo a distancia, en la práctica de la lectura, escritura y matemáticas, principalmente, valiéndose de ejercicios que pueden realizarse en casa, con ayuda de algún adulto o semejante, dando seguimiento del avance de los resultados de dichas prácticas para poder evaluar y hacer observaciones a los alumnos para su mejora. Es un hecho que existirá rezago en el desarrollo de los alumnos de educación básica, finalmente cuando el tiempo lo permita, el diagnostico consentirá el camino a trazar pasada la pandemia, sin embargo las habilidades para el aprendizaje regresarían menos debilitadas y por ende retomar el trabajo en la adquisición de conocimientos, seria menos complicado. Haciendo una analogía con el deporte, las habilidades técnicas y físicas que practica el deportista de manera individual, dan apertura al trabajo en equipo, diseño de estrategia, motivación, manejo de emociones, disciplina, entre otras para alcanzar el objetivo de ganar. Seamos los entrenadores de nuestros alumnos y propiciemos que practiquen sus habilidades para cuando regresemos al juego podamos triunfar.


Referencias

Cassany, D. (Comp.) (2009). Para ser letrados. Voces y miradas sobre la lectura. España: Paidós.

Gómez-Solís, E. (2009). Concepciones inadecuadas en las matemáticas de estudiantes de tercero de secundaria en México. Tesis de Maestría en Ciencias Educativas. Universidad Autónoma de Baja California.


Javier Rosales Gómez
Licenciado en Educación Secundaria y Maestro en Desarrollo Educativo. Director de Educación Básica. @PearlJavs

Zona de debate