La identidad corporal, cultura y colectiva

Hay temas y conceptos que pueden pensarse desde la disciplina de la educación física, como lo es la identidad, esto desde tres conceptos ligados entre si y que a continuación trataré de desarrollar por medio de las siguientes preguntas: ¿Es posible que la identidad cultural vaya de la mano con la identidad corporal? ¿Puede la primera determinar o influir en la segunda? ¿O esta influencia se manifiesta de manera inversa?

En el diccionario de la Real Academia de la lengua Española encontramos las siguientes definiciones referentes a la identidad, que ya de antemano relacionan la identidad individual con la identidad colectiva, las cuales cito a continuación; “conjunto de rasgos propios de un individuo o de una colectividad que los caracterizan frente a los demás”; “conciencia que una persona o colectividad tiene de ser ella misma y distinta a las demás”; con lo anterior podemos entender la identidad desde dos sentidos, individual, es decir como sujeto; pero también de manera colectiva, lo cual puede ser referido a la sociedad de diversas culturas.

En educación física manejamos más el concepto de identidad corporal de una manera individual, como se menciona en el glosario del programa de estudios 2009; describiéndolo como el reconocimiento del cuerpo propio y sus partes, en conjunto con los movimientos y posturas que van implícitas en la comunicación de las emociones; viendo el cuerpo como algo individual en conjunto con sus partes o segmentos y los movimientos que puede realizar el sujeto con cada una de estas partes, la comunicación corporal de las emociones.

Esto porque para la educación física es un aspecto fundamental el trabajo desde y con la corporeidad, siendo esta la conciencia que tenemos de nuestro propio cuerpo y que se manifiesta mediante gestos, posturas, mímicas, vivencias, deseos, motivaciones, que se expresan mediante nuestra propia práctica; esto consultado también en el glosario del programa de estudios 2009. Como menciona Grasso (2008), el hablar de corporeidad es hablar de un concepto plural, múltiple y diverso de una persona, ese que a su vez no tiene otro igual, que es único e irrepetible; que estando este inmerso en un grupo de sujetos, son absolutamente diversos.

Esta es la base de la educación física, de aquí parten y nacen los demás conceptos, es por medio de la actividad física y de la corporeidad que formamos y educamos sujetos únicos, que conviven con otros y que son diferentes entre sí, ¿pero qué pasa cuando se habla de una identidad colectiva? Esa identidad que se forma en pequeños grupos, comunidades, regiones, etc. Y que comparten rasgos y aspectos que los hacen iguales entre sí pero distinto de otros grupos sociales.

Como mencionan Mercado y Hernández (2009), la globalización ha construido dos nuevas corrientes o tipos de identidades, las que se están generando por el constante tránsito de personas por todas las fronteras, que como resultado forman otras identidades derivado de la convivencia de individuos de diferentes latitudes en diversos países o regiones; y las que se resisten a abandonar su cultura, reivindicando lo propio, conservando y compartiendo sus elementos con las nuevas generaciones en un esfuerzo por su preservación.

Por generaciones se transmiten rasgos culturales entre los cuales se encuentran los que involucran el movimiento, podemos mencionar como ejemplo, los juegos, bailes y danzas propias de una región o comunidad ya que a través de estos aspectos se va formando también una identidad colectiva, ya que en conjunto comparten este mismo interés y pueden llegar a apropiarse de ellos continuando así con ese legado ancestral de los pueblos. Como menciona Aguado (2019), cada cultura influye en la construcción del sujeto de manera individual siendo parte de esta, permitiendo la construcción del sujeto que se convierte en reproductor de su cultura.

Entonces podemos decir que un sujeto se construye su propia identidad (identidad corporal) de una manera individual pero que al encontrarse inmerso dentro de un grupo social adopta posturas y rasgos (corporales) de una identidad colectiva y estos a su vez continúan desarrollándose en conjunto adoptando todos los elementos de la identidad cultural.

Con esto se puede  dar una muestra de que la identidad corporal va de la mano con la identidad cultural y colectiva, ya que con este enlace se contribuye a la construcción de ambas; en resumen y para concluir, un aspecto fundamental en la educación física es el trabajo de la corporeidad por medio del juego haciendo posible la construcción de una identidad corporal que colabore en la preservación de la identidad cultural de nuestros pueblos.

Artículos

Back to Top

Log In

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

To use social login you have to agree with the storage and handling of your data by this website. %privacy_policy%

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.