Enseñar desde casa, aprender en casa, nuevos espacios educativos.


En la actualidad en el mundo, la contingencia del COVID-19, nos obligó a los seres humanos, a confinarnos durante varios meses, así hubo necesidad de cambiar al sistema educativo, por lo que se habla de educación a distancia, educación virtual, educación e-learning, educación remota, educación híbrida, de tal manera que en las comunidades escolares, especialmente en América Latina, se han creado grupos de profesores, padres de familia y estudiantes que se maravillan de los avances tecnológicos que nos facilitan procesos de comunicación innovadores mediante una gama de dispositivos con los que contamos, desde el celular, las tabletas, las computadoras y todas las herramientas que se han generado, zoom, meet, classroom, entre muchas otras, que están favoreciendo dar continuidad a los procesos de aprendizaje.

En el otro extremo se identifican colegas y padres de familia que reconocen su brecha digital ante la carencia de habilidades tecnológicas y ausencia de recursos tecnológicos, que son los menos.

La teoría pedagógica reconoce una complejidad de factores para el éxito escolar, entre los que destaca, el valor de los espacios educativos como elementos indispensables para generar buenos ambientes de aprendizaje, la arquitectura de la escuela se ha preocupado durante los dos últimos siglos por el diseño de edificios y aulas que tengan las condiciones adecuadas de ventilación, iluminación, espacio, comodidad que faciliten una interacción docente-estudiante adecuada para el logro del aprendizaje.

La escuela nueva a inicios del siglo XX vino a innovar los espacios educativos creando nuevas formas de trabajo, mobiliario para actividades en equipos, áreas de recreación con juegos infantiles y áreas deportivas, laboratorios para los experimentos, aulas para la relajación, se decía es evidente que la escuela tiene que adaptar sus locales, programas, horarios y, sobre todos sus útiles de trabajo y sus técnicas a las conquistas esenciales del momento actual (Palacios, 1989:124)

En el siglo XXI, en la coyuntura actual, las TICS han irrumpido la dinámica del proceso enseñanza-aprendizaje, pero sin pensar en los espacios más idóneos para el trabajo pedagógico, el ciberespacio ofrece a los educadores no solamente interesantes aplicaciones libres para el desarrollo de materiales educativos sino además numerosos ejemplos de innovaciones realizadas en diversos contextos, podemos decir que la educación y la tecnología forman un binomio, siendo el educador el gestor de la innovación educativa. (Gallego, Et al, 2011:9)

En páginas de internet vemos una lluvia de propuestas para la educación a distancia, sitios y estrategias que hacen énfasis en los recursos tecnológicos y en una gama de herramientas para la conectividad de la información.

Lo que se desea destacar es la ausencia de una reflexión sobre los nuevos espacios educativos, dado que se está Enseñando desde casa y se está aprendiendo en casa, estos son ahora los nuevos espacios educativos.

Por tanto, es importante analizar las condiciones de trabajo en que se estás desarrollando ahora los procesos de enseñanza-aprendizaje en casa, más allá de la deficiente conectividad o escaces de recursos tecnológicas

En las reuniones que tenemos, con frecuencia, se escuchan otras voces, la maestra que tiene en sus brazos a su bebé o que es abrazada por su hijo, se cruzan otras sombras detrás de los ponentes, se oyen los ladridos de las mascotas, hay ruidos extraños, los ruidos de los automóviles, cosa curiosa en una actividad académica la conductora nos decía está pasando el de los camotes…u otro colega advertía, si escuchan ruidos es que está trabajando el plomero, hay una serie de variables a las que nos estamos acostumbrando y que momento aún no se regulamos.

En nuestros hogares, además de las habilidades digitales y contar con los recursos tecnológicos, ¿cómo estamos trabajando en casa?, ¿tenemos las condiciones más idóneas? Son preguntas para la reflexión.

En el sexenio anterior se hablaba de idoneidad de los docentes, esto suponía que las escuela reunían todas las condiciones de idoneidad, ahora es importante pensar si las casas son los mejores espacios para la docencia y para el aprendizaje, entendemos que es una contingencia, que ya lleva cuatro meses y que no se le ve fin, en tanto se habla de que ya viene la vacuna pero que también hay rebrotes por lo que se transita del semáforo naranja al rojo y viceversa.

Se dice que el éxito en los estudios de los alumnos además de las habilidades básicas genéticas, y las técnicas necesarias, se requiere un ambiente adecuado con una serie de requisitos:

Cuarto de estudio, sin distracciones, bien iluminado, con ventilación, suficientemente cómodo, con ruido regulado, con todos los requerimientos a la mano. (Fry,2014:16)

Luego entonces, cómo sería el espacio de la casa desde el que se promueve una actividad muy importante que es la educación de un país:

Cuarto de trabajo, bien iluminado, sin ruidos, suficientemente cómodo, con ventilación, mobiliario adecuado, computadora reciente, con internet, aquí estamos hablando seguramente sólo del medio urbano, luego, para el suburbano, y para la zona rural, cuáles serían las condiciones mínimas para un buen trabajo docente.

El SNTE, en 10 propuestas para el regreso seguro a clases menciona en una de ellas:

6.- Generar las nuevas condiciones de trabajo que implica la movilidad híbrida del ciclo escolar 2020-2021, proporcionando a cada herramientas necesarias para desarrollar su trabajo: computadora, costo de red de internet, además de reconocer y valorar, la disposición de las y los maestros de prolongar la jornada laboral, la inversión de su espacio y tiempo familiar para mantener activo al sistema educativo. (SNTE,2020)

Serio desafío al que nos enfrentamos, en la aspiración por una educación de excelencia


Bibliografía

Fry, Ron. (2014) Cómo estudiar mejor. Everest. España.

Gallego Gil, Domingo. Et al (2011). Educación, sociedad y tecnología. UNED. España.

Palacios, Jesús. (1989) La cuestión escolar. Críticas y alternativas. LAIA. España.

SNTE. (2020) 10 propuestas que el SNTE entregó a la SEP para el inicio de ciclo escolar 2020-2021. México.


Fernando Flores Velázquez
Doctor en Ciencias de la Educación por el ISCEEM. Director del Centro de Investigación e Innovación de la Educación en Toluca (CIIE-Consultoría)

Zona de debate