El refuerzo de la vacuna CanSino Bio, genera en profesores el dilema por buscar una segunda dosis en el proceso de vacunación por rango de edad

"Como bien sabemos, posterior a la vacunación de adultos mayores contra COVID-19, las profesoras y profesores de México se vieron beneficiados al tener prioridad en el proceso de vacunación..."

Comparte la nota:

La baja popularidad de la vacuna CanSino Bio ha generado un dilema entre el gremio docente, respecto a vacunarse nuevamente por correspondencia de edad. Durante las últimas semanas, ha prevalecido principalmente en redes sociales, el cuestionamiento por parte de profesoras y profesores hacia autoridades de la salud y especialistas en el tema, la posibilidad de vacunarse nuevamente por correspondencia con su rango de edad.

Como bien sabemos, posterior a la vacunación de adultos mayores contra COVID-19, las profesoras y profesores de México se vieron beneficiados al tener prioridad en el proceso de vacunación. Si bien en un principio, la vacunación temprana a este sector generó tranquilidad entre las maestras y maestros en el país, la poca popularidad de la vacuna de origen chino CanSino Bio, ha detonado nuevamente la preocupación de los docentes a contagiarse con el virus Sars Cov 2 y sus variantes.

El temor ha derivado principalmente a la baja efectividad de la vacuna empleada para vacunar en una sola dosis a los trabajadores del sector educativo (CanSino Bio), en comparación con otras vacunas utilizadas para vacunar a la población, tal como lo son Pfizer y Moderna, las cuales reportan alta eficacia; así como a las recientes recomendaciones realizadas por la Biofarmacéutica CanSino Biologics, sobre la necesidad de aplicar un refuerzo a los seis meses para mantener la eficacia de su vacuna.

Es por esta razón que se ha detonado en los profesores jóvenes, el cuestionamiento de vacunarse nuevamente por correspondencia de rango edad. De acuerdo con los datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del INEGI, la mayoría de los profesores en México se encuentran en esta condición, ya que la edad promedio de las maestras y maestros en el país es de 40 años, teniendo el rango más amplio entre los 30 y 44 años.

A este respecto, tanto las autoridades de salud como especialistas han sugerido a la población en general a no realizarlo, debido a que actualmente, existen en el mundo pocos estudios sobre los efectos secundarios en la mezcla de dosis en vacunas para COVID-19. Por otra parte, la sociedad ha hecho un llamado a que otros tengan la oportunidad de vacunarse contra la enfermedad que ha producido una pandemia global.

TEMÁTICAS: OPINIÓN