El INEE: la evaluación del evaluador.

Estimados integrantes de la junta de gobierno del INEE, por este medio me permito notificarles que han sido seleccionados para su evaluación del desempeño, razón por la cual sugiero que a partir de este momento y en lo subsecuente traten de mantenerse serenos, lo único que está en juego es su permanencia en el servicio.

Lamentablemente no existe un documento llamado perfil, parámetros e indicadores que explique a detalle lo que ustedes deben de saber y hacer de acuerdo a sus nombramientos, tampoco existe una guía técnica que explique cuáles son sus tareas evaluativas, y en definitiva no contamos con los criterios técnicos que determinen cual debe ser la argumentación que deben hacer para defender su trabajo, por lo tanto, me permito hacerles unas cuantas sugerencias:

Primero: Cada uno de ustedes analice objetivamente el papel desempeñado a lo largo de su estancia como directivo o integrante del INEE (sea lo más sincero posible). A este ejercicio lo denominaremos etapa 1. Informe de responsabilidades profesionales  y será una especie de autoevaluación en un primer momento, así mismo en un segundo momento los docentes y directivos del país responderán un cuestionario en línea que arroje información acerca de su desempeño al frente de dicho instituto.

Segundo: Reúnanse en equipos de dos o de tres sean objetivos y serios, hagan observaciones del desempeño de su compañero, sugiéranle mejoras,  aprovechando que están entre varios traten de explicarse porque le caen tan mal a tanta gente procurando en lo subsecuente mejorar sus actitudes (si pueden lean algo acerca de inteligencia emocional). A este ejercicio le llamaremos coevaluación. Adicional a  lo anterior deberán elaborar un informe denominado Etapa 2. Proyecto de gestión mismo que deberá contener 10 tareas evaluativas (cada una de 10,000 caracteres como mínimo) procuren no inventar nada, ni morir en el intento.

Tercero: Por ultimo tendremos la Etapa 3.  Examen de conocimientos y competencias didácticas que hayan favorecido la educación de nuestro país del año 2013 al año 2019. Es necesario comentarles que esta etapa será una evaluación con preguntas abiertas, primero tocará el turno a los diputados a quienes dicho sea de paso, ustedes no quisieron atender en un punto de acuerdo al inicio de esta administración federal, sugiero que no esperen rosas a cambio, es necesario comentarles que hay mecanismos instrumentados por las autoridades de la SEP que permitirán a los trabajadores de la educación participar en la elaboración de los reactivos que se les aplicarán, deberán prepararse a conciencia para responder un primer examen de 4 horas, llévense un lonche para esperar el segundo turno de otras 4 horas, les deseo suerte, la van a necesitar.

Lo anterior, es un breve relato imaginario de una evaluación que no sucederá, pero seguro estoy que a muchos de mis compañeros maestros les gustaría que sucediera, porque probablemente refleja lo que los maestros han tenido que pasar a partir de su notificación de que serían evaluados y de las consecuentes etapas, situación que además tuvieron que sortear sin mayor capacitación que la que ellos mismos pudieran conseguir.

Si hoy en día le preguntamos a cualquier maestro de a pie ¿Para qué ha servido el INEE? Probablemente encontremos respuestas negativas en su mayoría, algunos dirían que ha servido para perseguirlos, acusarlos, acosarlos y denigrarlos. Algunos otros, tal vez responderían que fue creado como brazo ejecutor de las políticas represivas del sexenio del presidente Peña Nieto. Tal vez muchos otros maestros piensen que no ha servido para nada. Sin embargo, la mejor respuesta la tiene usted mi querido lector.

Soy Jorge Isaac Alvarado Alcocer; esta es mi reflexión desde el aula.

 

 
 

Comenta la publicación.