Duplicar salarios a los maestros tiene “efecto cero en los aprendizajes de los alumnos”: Investigador.

El Profesor-Investigador del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), Mauricio Romero, consideró que duplicar los salarios de los maestros tiene efecto cero en el aprendizaje de los alumnos.

A través de un video difundido por el Banco Mundial en México, el investigador expresó que está comprobado que es mejor atar el salario de los profesores en función de los resultados de sus estudiantes.

“Se ha demostrado que si se duplica el salario de los maestros en varios lugares del mundo, tiene efecto cero en qué tanto aprenden los alumnos, en cambio si se ata el salario, digamos a su desempeño, y se premia a los maestros que realmente se esfuerzan porque sus alumnos aprendan, es cuando realmente los alumnos aprenden”.

Consideró además que es necesario que los maestros que se esfuerzan por el aprendizaje de sus alumnos, realmente sientan que son reconocidos y recompensados por hace bien su trabajo.

Destacó como ejemplo el caso de Indonesia, en donde se duplicó el salario de algunos maestros sin ninguna condición ni atadura, sin embargo, luego de analizar los aprendizajes de los estudiantes de esos profesores, se encontró que hubo “efecto cero en los aprendizajes de los alumnos”.

Señaló que en el caso de México, el 80 % del presupuesto educativo se invierte en salarios de los maestros, por lo que advirtió sobre la necesidad de hacer más efectivo ese gasto que se destina para cubrir salarios.

Precisó que no se puede pensar en aumentar los sueldos de los profesores mexicanos en tanto no se aten al desempeño del trabajo que hace en las aulas.

“La implicación es  clara: nosotros no podemos incrementar el salario de los profesores si no está atado al desempeño de esos profesores.  Es importante que los profesores que lo hacen bien sean recompensados y que los salarios estén atados al mérito y al esfuerzo que hacen los profesores y al resultado que tienen sus alumnos”.

-Aquí el video:

 

 
 

Comenta la publicación.