Contra la pared.

Baldemar Montejo Martínez

– – o0o- –

Ante la risa burlona de aquel que amenaza,

solo existe una mordaza, que se olvida y se perdona.

La impunidad salpica los opacos ventanales,

mientras se dispensa la amarga humillación,

del profesor indefenso por situaciones legales,

que solapa el ego del agresivo bravucón.

– – o0o- –

El dedo amenazante del golpeador gozoso

tiene contra la pared a su compañero herido,

cobijado cobardemente por un padre perezoso,

que dice desconocer lo que mucho ha consentido;

y se le mira intocable por un sistema vergonzoso,

que se limita solo a contar los muertos que ha tenido.

– – o0o- –

Ante el escozor lacerante de un pueblo indignado,

que lamenta el calvario que un gobierno pervertido,

con sus garras inmorales el crimen ha mantenido,

y en las escuelas hoy en Bullying se ha transformado.

Back to Top