Celulares para representantes sindicales del SNTE

Hace varios días leí una información sobre la entrega de teléfonos celulares a todos los representantes de escuela  del SNTE,  integrantes de  los Comités Delegacionales y Representantes de Centros de Trabajo (el representante de escuela se nombra   cada 2 años  en cada plantel  de preescolar, primaria y grupos afines ), el Representante de Centro de trabajo se nombra entre los trabajadores  adscritos a un mismo plantel  de educación primaria o zona escolar, cuando el número  de trabajadores no  sea suficiente para integrar una Delegación Sindical. La  Delegación Sindical se integra de acuerdo  a la membresía de la sección  con 20 trabajadores como mínimo , si la sección cuenta con menos de 3000; 30 trabajadores si tiene de  3001 a 5000 y 40 si tiene más de 5000.

La información la dio  Juan Díaz en uno de los estados del norte del país, y el día en que se iba a hacer   el anuncio oficial,  se convocó a los «beneficiados» de  la ciudad de La Paz, BCS, a escuchar de viva voz de su líder a través de videoconferencia.

Por cierto al parecer al evento que se organizó en esta ciudad solo asistieron 40 de los 400 convocados… ¡Gran  poder de convocatoria!

Cuando escuché la información me pareció una buen medida  en cuanto a que los representantes del SNTE  no tienen apoyo económico para el desempeño de su responsabilidad; pero luego me quedé pensando en lo que se dijo sobre la  forma en que operaría esta «red de comunicación», pues resulta que  quienes  posean estos aparatos conformarán una red, y las llamadas entre ellos serán sin costo … (como todo plan de las compañías)  pero si el representante  utiliza el celular  para hablar con uno de sus representados  tendrá que cubrir el costo de la llamada.

Entonces pensé, la medida no es tan buena, tal vez es hasta una forma de mantenerlos bien  ubicados y controlados.  Recordemos que los spots del Panal dicen que los maestros son turquesa ¡nada más falso!, que los quieran hacer a la fuerza es una cosa y que tengan la convicción y la empatía por ese partido es otra muy diferente.  Por cierto, ¿no será para justificar ciertos gastos  de ese partido?…quien sabe

El fin de semana, 7 de marzo pasado,  me enteré de que se estaba haciendo la entrega de los famosos aparatos con 40 pesotes mensuales de tiempo aire  (no se ría, es cierto)  por  mes,… y seguimos como «la Bartola», no cabe duda que los dirigentes sindicales no terminan de burlarse de  quiénes los sostienen económicamente y en el poder.

También me enteré de que a los integrantes del Comité Seccional (CES) no les están proporcionando estos aparatos por lo que si el  representante de escuela, de una delegación sindical o de un centro de trabajo  necesitan  comunicarse   con  un dirigente seccional   la llamada correrá por  cuenta de quien la haga  ya que los  representantes de cada una de las secretarías del CES  no pertenecen a la red  al no haber recibido ellos los  teléfonos.

Por otra parte,  desde hace muchos años los integrantes del  CES  recibían  $ 200.00 ( doscientos pesos )…como  » La Bartola»,  de ayuda para teléfono y gasolina para las labores de su función, cantidad por demás insuficiente e irrisoria comparado con los 30 o  40  mil pesos que recibe el secretario general, pero  de algo servía, hoy  me dicen que  ni ese mísero apoyo reciben.

Y ya que estamos  en eso, el año pasado Juan Díaz declaró también que se les iba a hacer llegar dinero directamente a los representantes a los que ahora les salieron con el celular, ¿saben cuánto han recibido?… nada.   Tal vez  el   Comité Ejecutivo Nacional (CEN) decidió ahorrarles lo que les iba a mandar y ahora les salen con un celular del que tendrán que pagar tiempo aire  para hablar con sus representados o con sus representantes.   Solo tendrán llamadas libres entre sí ¿de qué le sirve a un representante de escuela  comunicarse con otro  o con el dirigente delegacional  si tiene un problema urgente  o que solo puede resolver un miembro del CES?

El caso es que es muy sospechoso que  en estos momentos de plena campaña política se anden entregando esos aparatos, el INE, el órgano estatal electoral y los partidos políticos deben seguir con lupa los gastos del PANAL y el   rastro de esos aparatos.

Aunque ya estoy jubilada y no participo en la vida sindical, sigo esperando que a quienes desarrollan el trabajo sindical en la base, donde se localizan los problemas laborales, profesionales, de salud, de vivienda, y de todo tipo, con la gente que sostiene al sindicato se les otorguen  los recursos para el desempeño de su tarea.   Si a algunos se les olvida  a otros no.

Esperanza Vega Soto

Profesora jubilada después de 40 años de servicio en Baja California Sur. Testigo de muchas reformas educativas. Inicié mi labor en El Fuerte, Sinaloa en 1966.
Back to Top

Log In

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

To use social login you have to agree with the storage and handling of your data by this website. %privacy_policy%

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.