Brexit: No hay mal que por bien no venga.

Comparte la nota:

Hace unos días el Reino Unido (Inglaterra, Escocia e Irlanda) realizó un referéndum para decidir, de acuerdo a la voluntad del pueblo, si continuaba en la Unión Europea o salía del grupo.

En México existe la figura del referéndum en la Constitución, pero los individuos erigidos en poderes omnipotentes no permiten que la población opine sobre asuntos que le afectan (cuando la reforma energética se argumentó que eran asuntos de seguridad nacional, y no se podía dejar que «la chusma » decidiera).

Afortunadamente para la mayoría Gran Bretaña no es México y los gobernantes predicando con el ejemplo del respeto a la ley organizaron el referéndum que dio como resultado lo que no querían; su salida de la Unión Europea.

En todo el mundo se escucharon comentarios de lo catastrófico que sería para el mundo esta salida, los encuestadores; que no le atinan o es plan con maña, decían que ganaría la permanencia (a medida que la gente empiece a mentirles a los encuestadores no habrá poder que les permita atinarle… hay que darles atole con el dedo).

Lo que les faltó a los británicos fue un curso de democracia mexicana con énfasis en el tema de «embarazo de urnas».

Como en todas partes, las reacciones de los partidarios de la «no salida» son de “mal humor».

Entre las cosas que se han difundido al respecto, me llamó la atención el malestar de algunos jóvenes contra los «viejos» , dicen que les robaron el futuro, que no tendrán oportunidades de empleo y libre movilidad laboral y social en los países de la UE, mientras los viejos aseguran que «gracias » al ingreso de Inglaterra a la UE, bajó su calidad de vida, las pensiones se han visto afectadas, que la carga burocrática de la UE les ha afectado.

Para los empresarios, los banqueros y quienes están a su servicio (los gobiernos) la UE les abría posibilidades de mayores ganancias, les permitía instalarse en cualquier país como si fuera el suyo, también contratar trabajadores que estuvieran dispuestos a cobrar menores salarios, así todos los trabajadores se fueron empobreciendo; unos por falta de empleo y otros por salarios insuficientes; la riqueza empezó a concentrarse entre menos pobladores cada vez más. Hay estudios mundiales serios que así lo comprueban.

Un remedo mal hecho de la Unión Europea es el TLC que México firmó con EEUU y Canadá. En aquél tiempo se decía que iba a haber mucho trabajo, que los dólares iban a fluir a raudales, que se iba a erradicar la pobreza; el tiempo nos ha demostrado que para los habitantes de este país que no somos exportadores ni banqueros aquello fue una gran mentira, una tomada de pelo. Los ejidatarios empezaron a vender sus tierras y se quedaron sin dinero y sin tierra de la noche a la mañana, se fueron de «mojados » a USA y los dólares que llegan a raudales son los de las remesas.

La paradoja más grande , su país de origen los expulsa debido a la pobreza y ellos se dedican a trabajar día y noche y en lo que sea para mantener a sus familias, y sin darse cuenta apuntalan la economía del país expulsor. Los políticos y gobernantes de nuestro país no se enojan por los malos tratos, la explotación o la deportación de los connacionales lo que les preocupa es el «cierre de la llave» de los dólares que mandan (si les interesaran sus condiciones de vida no permitirían que aquí existieran campos agrícolas donde se les trata peor que en el Porfiriato).

Si la población inglesa ha vivido con mayores dificultades durante el tiempo que permanecieron en la UE es lógico que hayan elegido la opción de salir, si los empresarios y gobiernos dicen que se verán afectados, es como quien le quita un pelo a un gato ellos no perderán gran cosa, y si los pobres no tienen nada que perder y cada día son más, al grado de ser mayoría el resultado está a la vista.

Que se va a agravar la pobreza, no será por culpa de los pobres, será por la ambición de los ricos, que el peso se va a devaluar más…No es nuevo, tenemos tres años con el peso cayendo con Brexit y sin Brexit. Esperemos que esta vez tampoco sea cierto lo que se vaticina.

TEMÁTICAS: OPINIÓN