Atado a los Datos: Captura Continua de las Escuelas

"Es necesario que los tutores y alumnos se responsabilicen y comprometan en ser individuos con un sentido de ciudadanía digital, debido a que impactan como un bien público para la toma de decisiones..."

Heriberto Prieto Zamudio

En un mundo hiperconectado el personal docente de los centros educativos están atados a las captura de datos, trabajo indirecto que resta a los procesos de enseñanza aprendizaje

El personal de las escuelas día a día tiene que recabar y registrar o captar datos sobre asistencia, programas sociales, salud, incidencias e informes continuos de la situación de los centros educativos. La transformación digital llegó, pero los sistemas de captura de datos se quedaron de la forma tradicional, quedando obligado el personal a ser proveedor de las autoridades educativas.

¿Acaso el tener datos continuos mejorará el servicio? o ¿sólo distraerá la atención de las actividades escolares?

Las escuelas a causa de la pandemia del COVID-19 y la propia transformación digital que se estaba gestando, repercutió acelerando significativamente en los directores, personal administrativo y docentes el que que reportaran continuamente las condiciones de sus centros educativo.

Para las autoridades educativas los datos son  de vital importancia, ya que reunidos y organizados serán  analizados, generando información para la rápida toma de decisiones en momentos de incertidumbre.

Contrario a lo que pasa en las redes sociales la actividad de los usuarios, sus datos se van registrando en sus historiales en los llamadas Big Data, que se alimentan de la Interacción con los post  de cada  perfil individual en las plataforma. Así que a diferencia  de  las instituciones educativas, la velocidad con la que se registra  los datos se realiza en un proceso que es tardado y tedioso.

La situación llega a convertirse en un problema, cuando el intervalo con el que se pide los datos se va acortando en periodos que van de los quincenales, semanales y hasta diarios  con el fin de generar información en  tiempo real.

Solicitar, recibir, registrar y capturar datos genera un desgaste en los miembros de la comunidad escolar al no contar  con el apoyo de los padres y alumnos  de brindar los datos solicitados. Definitivamente esto ocasiona que el trabajo que principalmente debe realizar los docentes (académico y atención alumnos) y directivos (gestión y vinculación) deje de hacerse por un trabajo indirecto (captura de datos).

Es entonces importante precisar la figura del personal de apoyo a la administración escolar para la captura de esa gran carga masiva de datos es hoy en día indispensable para el buen funcionamiento escolar.

La solicitud de los datos por las oficinas centrales se realiza con formularios, requerimiento de documentos o concentrado de hojas de cálculo, que se envían digitalmente para el registro de datos. .  Estos archivos digitales no siempre están hechos para adecuarse a los propios equipamientos, a la falta de preparación en competencias digitales y competencias analíticas  de los capturistas de los datos de campo. Es por ello que el diseño de los archivos recopiladores de datos y los medios de comunicación deben establecerse en pro de la mejora de la eficacia y eficiencia.

Es Indudable que la inmediatez de datos por las oficinas centrales, para obtener información y tomar decisiones tenga un ritmo vital acelerado y frenético para el personal administrativo y docente. Esto nos lleva entonces a preguntarnos si exigir datos tan pronto de un tercero (alumnos y padres de familia)  sin tenerlo con facilidad de aproximación, es cómo asegurarnos de supuestos y decisiones erróneas.

Como dice Nassim Tale  “Cuantos más datos tengamos, más posibilidades tenemos de ahogarnos en ellos. “¿Existe la suerte?” (2001), Nassim Taleb, que al parecer estamos haciendo o dejando de lado la principal labor de gestionar y atender las situaciones cotidianas, tal cómo lo mencionó Niklaus Writh:

“Los datos representan una abstracción de la realidad en el sentido de que ciertas propiedades y características de los objetos reales se ignoran por qué no interesan para el problema concreto que se estudia.” Así que por muchos datos sin el acercamiento a los objetos de estudió no habrá más que datos circunstanciales.

El mundo que nos rodea debe generar sistemas, tecnología y apps para facilitar la accesibilidad de los datos en la que  estamos inmersos en aquella desesperante búsqueda de respuestas en la inmediatez. Es por ello que las autoridades educativas que requieren de estos datos deben considerar que quienes recopilan y capturan toda esta información son organismos vivos (humanos) que sometidos a una excesiva carga de requerimientos de actualización de datos merma su calidad de vida laboral y personal. Es por tanto necesario el rediseño de las formas de recolección y captura de los datos. Así también debe  realizar campañas de difusión en qué la ciudadanía se comprometa a hacer entrega en tiempo y forma de la información solicitada. Por otro lado, el personal a cargo de estos procesos deberá gestionar una actualización continua (diaria) sin que estos den desatención a su prioridad, la cual es dar una formación a los alumnos. Finalmente es necesario que los tutores y alumnos se responsabilicen y comprometan en ser individuos con un sentido de ciudadanía digital, debido a que impactan como un bien público para la toma de decisiones.

#educación

#alfabetizacióndigital

#políticaeducativa

#competenciasdigitales

#culturadigital

#formadoresdelcambio

#competenciadigitalcero

Back to Top