Sobre su inminente destitución en el PANAL, Mónica Arriola dice: “Yo no soy mi mamá”


Brinca la senadora Mónica Arriola, hija menor de Elba Esther Gordillo, en breve entrevista tras conocerse –vía trascendidos que algunos atribuyen a ella misma– que este fin de semana será destituida del cargo de secretaria general de Nueva Alianza, el partido creado por su progenitora: “Yo no soy mi mamá. Pido que esto no sea cuestión de apellidos, sino del trabajo que se ha realizado’’.

La versión de la senadora.

A pesar de que muchos le atribuyen haber filtrado la noticia de su inminente destitución, la hija del ex tesorero eterno del SNTE, Francisco Arriola, se dice sorprendida de todo lo publicado:  ‘‘Decir que ya lo decidieron Juan Díaz de la Torre o Luis Castro es muy delicado. Nos debemos a un órgano interno’’.

–¿Va a asistir al consejo?

–Sí, espero hacerlo. Estamos trabajando, reuniendo los datos que se van a entregar ahí.

–¿Usted era quien mantenía la interlocución con Miguel Ángel Osorio Chong?

–No, no. Yo estoy en el trabajo en el partido, en el Senado, y vean los resultados de Nueva Alianza. El secretario Osorio Chong es una gente que yo aprecio, que estimo bien, pero mi trato es institucional –responde.

–¿Cómo es su relación con el presidente del SNTE?

–Respetuosa. No pertenezco al gremio, él es el responsable y dirige el SNTE, además de ser consejero de Nueva Alianza, pero más allá de eso no ha tenido otro papel.

–Luis Castro decía que usted y él eran ‘‘como uno mismo’’. ¿Qué pasó?

–Es una pregunta que le deben hacer a él. He sido muy respetuosa en torno a las declaraciones de muchos, sigo siendo respetuosa con el presidente del partido. ¿Qué puedo comentar? Estoy muy asombrada de la cantidad de información que sale, de cosas que hice o no hice, que dije o no. Esperemos que esto se resuelva en el consejo, aunque no está en el orden del día.

–¿Su mamá se siente traicionada? –se le inquiere.

–Pues la verdad es un tema que ni siquiera le interesa tocar. Ni siquiera está metida en esto.

–Al menos ya le permiten recibir flores.

–(Risas) Oiga, no me haga hablar de más.

–Se dice que usted no acudirá al consejo.

–Me están diciendo que hay consejo, entonces habrá que ir, salvo que no me dejen entrar. Me preocupa que me diga que ya está planchado, pues ni siquiera se ha resuelto en ese órgano. Yo quiero convocar a la mesura, a la institucionalidad, al respeto a las decisiones de un órgano autónomo.

La nota completa en La Jornada 


Redacción | Profelandia
Administrador y editor principal del Sitio. | Seguir a @Profelandia

Zona de debate