SNTE: relato de una jornada electoral.

En punto de las 9 de la mañana se abrieron las casillas, por primera vez en la historia del SNTE se realizó una elección mediante el voto universal, cerca de medio millón de sufragios fueron emitidos, luego de una intensa campaña por parte de los contendientes fueron escuchadas todas las pospuestas a través de las diversas plataformas.

Algunos de los candidatos pudieron recorrer gran parte de la geografía nacional presentando su plataforma ideológica y  su propuesta sindical, otros lo hicieron a través de las redes sociales, algunos también utilizaron medios tradicionales como periódicos, radio y televisión, en gran medida cada maestro de nuestro país pudo conocer las propuestas y en su caso simpatizar o no con ellas.

La jornada electoral es un parte aguas en la conformación de esquemas de elección sindical, a pesar de los detalles en algunas casillas la jornada transcurrió tranquila, entre las cosas más rescatables se encuentra en definitiva el consenso alcanzado entre el magisterio nacional con respecto a la revalorización de su labor y la construcción de propuestas de manera conjunta (bases y dirigentes), mismas que conformarán la hoja de ruta que persigan las nuevas autoridades sindicales conjuntamente con las autoridades educativas, dichos resolutivos marcan el inicio del nuevo sindicalismo mexicano, uno acorde a la cuarta transformación, aquí transcribiré algunas de las propuestas:

  1. Aprobación de la reforma a los estatutos.
  2. Rescatar el sentido de pertenencia a la organización sindical mediante el restablecimiento de las reuniones sindicales.
  3. Defensa irrestricta de la Educación Pública y de sus maestros.
  4. Creación de grupos de análisis del impacto de las políticas públicas en materia educativa.
  5. Conformación de mesas bipartitas en todos los programas que incluyan a maestros pertenecientes al SNTE.
  6. Reinstalación de docentes cesados en el sexenio pasado.
  7. Conformación de mesas de negociación salarial permanente.
  8. Reconformación de la estructura organizacional del comité nacional y sus representaciones estatales.
  9. Exigir el pago de las pensiones en salarios mínimos y no en UMAS.
  10. Utilizar el dinero de las cuotas sindicales en la creación de una Escuela Nacional de Actualización Profesional del SNTE.

La jornada electoral y posterior debate de todos los temas que se abordaron en el orden del día, dieron pie a intensos diálogos entre todos aquellos que decidieron presentar propuestas, todas las facciones tuvieron oportunidad de conformar sus planillas y al final contender por un espacio de representación nacional en un sindicato que sufría un anquilosamiento agudo.

Aun con todas las diferencias ideológicas y de posturas en apariencia irreconciliables, todos los candidatos coincidieron en la necesidad de reconstruir la unidad, de rehacer de las ruinas una institución que requiere de la experiencia de los más antiguos y de la energía de los jóvenes para su refundación.

A partir de la presente fecha es necesaria una gira de trabajo intensa en donde se llegue a todos los rincones del país, reencontrando a la militancia con sus dirigentes, rehaciendo el tejido sindical que había sido destruido por el temporal del sexenio pasado, recuperando la esencia y mística del trabajo a favor de los tan vilipendiados maestros de pueblo, de la ciudad, y de todos los trabajadores de la educación.

Estimado lector, lamentablemente esto no es más que un relato imaginario de un escenario que debiera de poder darse en tiempos de la cuarta transformación, a estas alturas deberíamos poder transitar hacia esquemas sindicales democráticos abiertos a todas las expresiones, hay muchos maestros que esperan una oportunidad para participar en la democratización del SNTE, muchos quieren pasar de la opinión a la acción,  es tiempo de trasladar las participaciones en redes sociales a acciones concretas de mejoras colectivas, basta del letargo docente, quien tenga algo que decir debe poder decirlo y ser tomado en cuenta, al final de cuentas el sindicato somos todos y en el cabemos todos, los que están, los que estuvieron y los que quieren estar! ¿No lo cree así querido lector?

Soy Jorge Isaac Alvarado Alcocer y esta es mi reflexión desde el aula

 

 
 

Comenta la publicación.