¿Quién es quién en las mentiras? La USICAMM se lleva la corona (1ª. Parte)

"Quienes se encuentran inmersos en el Sistema Educativo Nacional (SEN), saben que la USICAMM ha sido la gran mentira de este gobierno..."

Comparte la nota:

“No se puede mentir impunemente”, fue la frase que utilizó el presidente de la República Mexicana, Andrés Manuel López Obrador, al inaugurar la sección Quién es quién en las mentiras (Flores, 2022) en sus acostumbradas y repetidas conferencias de prensa: “las mañaneras”. Según el mandatario nacional, esta sección se pondría en marcha con el propósito de señalar o exhibir noticias falsas que se difunden en los medios de comunicación convencionales y redes sociales. Un ejercicio que si usted gusta es, por así decirlo, inédito en nuestro país pues, hasta donde mi memoria lo permite, no tiene registro del pasado inmediato.

Y bueno, pareciera ser que esta “innovadora” forma de lograr que la ciudadanía sea consciente para que no sea manipulada a través de la información que circula a raudales por distintos medios de comunicación ha dejado mucho, pero mucho que desear, puesto que la responsable de esa sección, Ana Elizabeth García Vilchis, ha cometido varios “deslices” que, debo decirlo, han sido irrisorios. Vaya, cómo olvidar aquella famosa frase que esta Licenciada en Antropología Social expresó hace unos meses: “no es falso, pero se exagera”, cuando exhibía la primera plana del periódico Reforma sin desmentir la nota que en este se exponía.

Entonces, repito, ¿ha sido éste un ejercicio inédito? Probablemente sí, pero ¿no ha sido un ejercicio cómico y hasta divertido? Desde luego que lo ha sido, sobre todo porque quién tendría la responsabilidad de verificar la información o, al menos, saber comunicar lo que en los medios de comunicación se publica o difunde, no lo hace o, peor aún, lo hace pésimamente.

Ahora bien, esta divertida sección quién es quién en las mentiras, ya no lo sería tanto si la trasladáramos al ámbito educativo porque en éste, claramente hay evidencia que permite afirmar, que una instancia u órgano desconcentrado como lo es la Unidad para la Carrera de las Maestras y los Maestros (USICAMM) se ha caracterizado por mentir descarada e impunemente, pero… momento, que esto no inició con dicha Unidad, sino con la falsa y mal prometida revalorización del magisterio lanzada en 2018, cuando hasta el hartazgo se afirmó que no quedaría ni una coma de eso que se conoció como la mal llamada reforma educativa pero que, en los hechos, no se reformó solo se maquilló.

El más claro ejemplo de ello ha sido la USICAMM, cuya cara no es otra más que la de la “extinta” Coordinación Nacional del Servicio Profesional Docente (CNSPD). Entonces, ¿realmente desapareció dicha Coordinación? No. Primera gran mentira de este sexenio. ¿Los procesos de admisión y promoción son diferentes a los implementados por esa Coordinación? No. Segunda gran mentira. ¿Los resultados de las valoraciones que realiza la USICAMM son transparentes como no lo eran los de esa Coordinación? No. Tercera gran mentira. Vaya, quienes se encuentran inmersos en el Sistema Educativo Nacional (SEN), saben que la USICAMM ha sido la gran mentira de este gobierno porque, concretamente, ni ha revalorizado al magisterio, ni ha desaparecido la política más neoliberal del peñanietismo y del Pacto por México.

Ahora, si a esto le agregamos que desde que comenzó a operar la Ley General del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros (LGSCMM) y la Unidad referida, prácticamente todos sus procesos han sido un desastre, plagados de irregularidades relacionadas, por ejemplo, al incumplimiento de los tiempos para la emisión de las convocatorias, valoraciones de instrumentos (exámenes) y entrega de resultados, la situación se complica aún más.

Vaya, irrisoriamente, esta Unidad recientemente ha mentido descaradamente pues, como se sabe, de conformidad con el Acuerdo para la realización del proceso de promoción a funciones directivas o de supervisión en educación básica y media superior, Anexo I, sobre el Calendario de Promoción, el cual se señala que la publicación de las convocatorias de las autoridades educativas de las entidades federativas sería el 17 de enero de 2022 (sí, así como lo leyó usted: 17 de enero de 2022) no se efectuó como tal pues, hasta las 14:24 del pasado 18 de enero Jalisco, Chihuahua, Estado de México, Tamaulipas, Yucatán, Quintana Roo, Hidalgo, Chiapas y Ciudad de México habían “subido” a sus páginas y/o plataformas las convocatorias para el proceso de promoción vertical referido ¿y las demás entidades?; así lo informó la USICAMM a través de sus redes sociales.

¿Qué sanción tendría que corresponder pues, como parece obvio, las autoridades locales, y luego federales, incumplieron lo estipulado en un ACUERDO que la misma Secretaría de Educación Pública (SEP) emitió hace unas semanas?, ¿el valemadrismo podrá más que el lopezobradorismo en una instancia, como lo es la SEP, cuya función es crear las condiciones necesarias para que los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos reciban una educación que responda a sus necesidades y a las del mundo actual?, ¿no es esta otra forma de mentirle al magisterio mexicano que, por donde quiera que mire, desde el peñanietismo viene sufriendo los embates y atropellos que no ha parado el lopezobradorismo?, ¿no es otra forma de mentirle al magisterio el que la titular de la USICAMM tenga y mantenga sendas reuniones con las autoridades locales con la finalidad de “mejorar” los procesos de la instancia que tiene a su cargo pero que, en los hechos, todo sigue igual o peor que con Francisco Cartas?

Sí, aquí la corona de las mentiras se la lleva la USICAMM; de hecho, sugiero, la Licenciada Vilchis exhiba esas grandes mentiras que esta Unidad ha dicho y hecho. Seguro estoy, que sería el primer gran acierto que pudiera tener desde inauguró su sección en la mañaneras.

Al tiempo.

TEMÁTICAS: OPINIÓN