in

Otra raya más para el tigre.

TizasAún cuando el propio adalid de la transparencia  Juan Díaz de la Torre  asegurase que éste año (2014), los maestros conocerían  de manera anticipada (osea, antes que Chuayffet) el contenido del pliego general de demandas 2014, la verdad  es  que la mentira de  nuevo se hizo presente (como es costumbre),  en el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Dijo el simulado líder magisterial en el mes de enero:

“Es la primera vez que esto se hará (dar a conocer el pliego anticipadamente), es histórico, es transparencia; es sin miedo a que se difunda lo que demandamos, por lo que estamos luchando. Que la gente sepa que sí queremos elevar la calidad de la educación, pero sin renunciar a mejorar nuestras condiciones laborales y salariales”

Sucede además que los maestros no contribuyen  (ni con una coma) en la elaboración de los pliegos de demandas. 

Es la cúpula del SNTE la que inexplicablemente  expresa la voz y el grueso  sentir del magisterio.