Entre Elba Esther y Alberto Patishtán.


elba-albertoNO SON cosas de la vida, sino cosas que pasan en México.

MIENTRAS QUE Elba Esther Gordillo gana un round a la Procuraduría General de la República (PGR) por el amparo que le concedió un Juez  que argumentó que a la exlíder del SNTE se le vulneró el derecho humano  en la integración de su expediente,  el maestro indígena y activista Alberto Patishtán,  continúa con la dura batalla por su libertad  en donde los recursos legales  se le agotan para  evitar la  condena de 60 años de prisión.

LA MAESTRA acusada de delincuencia organizada y desvió de recursos del SNTE,  Patishtán de haber asesinado solito en emboscada a siete  policías.

EL PROFESOR pese a demostrar  irregularidades en su detención y proceso tales como su aprehensión sin que existieran la debida orden,   testimonios de sobrevivientes donde uno de ellos lo señaló como atacante, mientras que otro afirmó que los agresores iban encapuchados;  al activista indígena se le cuentan ya;  trece años  en la cárcel.

POR SU LADO,  la  maestra Elba  con  apenas 7  meses  ya se anota una breve victoria que, a decir de su hija Mónica Arriola, es una buena noticia para demostrar la inocencia de su madre.

Y ES QUE en el caso de la exlíder del SNTE  la PGR erró en el armado de su  expediente y el debido proceso  (era lógico en una acción puramente política).    Lo que se tiene que hacer notar  es que con  esa lógica,  la Suprema Corte  concedió libertad inmediata a la francesa  Florence Cassez,  aún cuando la resolución sería  acompañada del repudio social.

CON ESE ritmo  y con la impredecible justicia mexicana, la Maestra en una de esas queda  libre y Patistan apelando a la clemencia.

RECIENTEMENTE el Partido de la Revolución Democrática (PRD) presentó un proyecto de ley al Congreso para dar amnistía a Patishtán.   Con los legisladores enmarañados con los temas  hacendarios, energéticos, petroleros y políticos, sea  quizás  la única esperanza  por  la  que  muchos hacemos votos.


Zona de debate