Día del Maestro 2022: Rendir homenaje a los docentes caídos por COVID-19

"A la fecha no se tiene un registro público de cuántos profesores fallecieron durante la pandemia."

Comparte la nota:

Origen de la celebración

En el pleno de la Cámara de Diputados de la XXVII legislatura, los diputados Benito Ramírez García y Enrique Viesca Lobatón –quien fuera suplente de Aarón Sáenz Garza (secretario de Educación en 1930)– presentaron una iniciativa para que se celebrara, honrara e hiciera justicia a los Maestros de México.

El diario de los debates de la sesión del 30 de octubre de 1917, dio cuenta del legado que hasta la fecha se rinde al magisterio nacional.  En dicha publicación se lee textualmente:

«El Congreso de los Estados Unidos Mexicanos, decreta:

  • Artículo 1º. Se declara día del maestro, el 15 de mayo, debiendo suspenderse en esa fecha las labores escolares.
  • Artículo 2º. En todas las escuelas se organizarán ese mismo día, festividades culturales, que pongan de relieve la importancia y nobleza del papel social del maestro”.

Dicha resolución se volvió realidad a partir de mayo de 1918, por tanto, este año arribamos a la celebración 104 del día del Maestro.

Entre otras, los argumentos de los legisladores proponentes, a favor de legalizar la celebración del maestro, fueron: hacer justicia y dignificarles, rendirles homenaje y gratitud, y, reconocer la importancia de su misión social.

Cabe destacar que el presidente de la mesa directiva de aquel H. Congreso de la Unión, fue Eduardo Hay ­–por cierto, legislador por el Distrito Federal, en ese entonces– propuso una modificación para que la fecha de celebración fuera el primer domingo de mayo, a fin de no interferir en las actividades escolares cuando el 15 de mayo, coincidiera en día laborable, además, de evitar añadir una nueva fiesta a las muchas que ya se tenían hasta ese momento. Al mismo tiempo, el diputado Eduardo Hay, mencionaba que hacerlo en domingo daría oportunidad para que en la celebración no solo participaran estudiantes, profesores y padres de familia; sino todo el pueblo de México, para grabar en los mexicanos el valor moral y social de la labor de los Maestros.

Con el paso de los años, aquellas intensiones de dignificar, reconocer, homenajear, retribuir y agradecer la labor de los Maestros, se fueron desvaneciendo. Esto se fue dejando de hacer, no solamente por la sociedad en general, sino también por las autoridades educativas.

Como se sabe, en los últimos años, se lleva a cabo una ceremonia conmemorativa cada día 15 de mayo. Esto, porque cada gobierno tiene su estilo, su empatía o incluso su distanciamiento con el magisterio. Cada uno de los cuarenta y tres secretarios de educación pública –hasta la fecha– han tenido su propia manera de intentar hacer cumplir la añoranza del diputado Enrique Viesca, cuando proclamaba: que el día del Maestro, sea como el de mayor gloria de los destinos patrios.

Conmemoración magisterial en tiempos de pandemia

Primera sesión de la XXVII Legislatura.
Fuente: Tomada de La XXVII legislatura Federal. Reconstruyendo la Nación. Cámara de Diputados. CEDIP.

Durante los años 2020 y 2021, las causas que generaron la pandemia, impactaron bruscamente las actividades escolares en los sistemas educativos, no solo en México, sino en todo el mundo. Un nuevo escenario se presentó y con ello se detuvieron todas las celebraciones.

Para el 15 de mayo de 2020, prácticamente al inicio de la pandemia, no hubo oportunidad de celebrar, no había condiciones y, por el contrario, surgía un nuevo reto para el magisterio, en todos los niveles educativos: incursionar en nuevas modalidades, maneras e incorporación de tecnologías digitales para poder brindar su labor educativa, por la vía a distancia, en línea, remota y virtual. La regeneración de las prácticas educativas había iniciado con la pandemia.

Las modalidades educativas digitales protegían y resguardaban la salud de todos los actores educativos, que en ese momento era la prioridad. En esta fecha de celebración del día del maestro 2020, el titular de la SEP emitió un mensaje de felicitación en la conferencia mañanera.

Para el 15 de mayo de 2021, los actores del sector educativo se habían familiarizado con la incorporación de las tecnologías en la educación, pero lamentablemente muchos docentes ya no estaban, habían partido. La enfermedad de COVID-19, cobró muchas vidas. Una gran cantidad de maestros no volverían a dar clases, ni presencial, ni en línea. En 2021, tampoco hubo conmemoración, no había condiciones.

No fueron tiempos de celebrar a los vivos, más bien de honrar a los Maestros caídos.  Es por ello que, es necesario plantear algunas cuestiones inevitables sobre el magisterio caído en la pandemia.

¿Cuántas maestras y maestros fallecieron durante la pandemia?, ¿A cuántos se les brindó el más mínimo homenaje en su recuerdo?, ¿En qué escuelas se organizaron para despedir con honores a los profesores caídos?

Estos cuestionamientos son elementales, pero más ahora que se aproxima una conmemoración más de día del maestro, la 104 para ser exacto. ¿Qué conmemoración le espera al magisterio para este 15 de mayo del 2022?

Propuestas para rendir homenaje a los maestros caídos por COVID-19

A la fecha no se tiene un registro público de cuántos profesores fallecieron durante la pandemia. Lo que, si se sabe, es cuantos existían en el ciclo escolar 2020-2021. Las principales cifras del sistema educativo nacional señalan que en la modalidad escolarizada se contaba con una plantilla nacional de 2,062,543 docentes, esto sin contar la modalidad no escolarizada.

Aunque hace medio año tuve oportunidad de presentar una propuesta para honrar a los profesores caídos en un subsistema, no se tuvo eco para hacerla realidad. Pero dada la importancia de la misión social del Maestro, es nuestro deber perseverar.

Es por ello que, aprovecho este espacio para compartir tres propuestas para rendir homenaje a los maestros caídos por COVID-19.

  1. Que se ponga el nombre de cada maestro caído a un salón escolar, auditorio o incluso escuela.
  2. Que, en ceremonia interna en cada escuela o universidad, se entregue un reconocimiento Póstumo a los familiares de cada profesor fallecido.
  3. Que, en algún punto de la CDMX, se levante una estatua en recuerdo a los maestros fallecidos por COVID-19.

Deseamos que al menos una de estas se vuelva realidad, en honor a algún Maestro, como lo hicimos en alguna escuela, hace unos meses.