Advierten que SEP debe aclarar reglas de operación de ‘La Escuela es Nuestra’

Las Reglas de Operación publicadas el pasado 28 febrero de este programa, ya no considera a las Escuelas de Tiempo Completo.
Comparte la nota:

La titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Delfina Gómez Álvarez, deberá aclarar las reglas de operación y los mecanismos de rendición de cuentas para no hacer de ‘La Escuela Es Nuestra’ un programa asistencialista y clientelar.

Así lo señaló el diputado Héctor Saúl Téllez del Partido Acción Nacional (PAN), quien recordó que el programa ‘La Escuela es Nuestra’, ya registraba diversas irregularidades e inconsistencias detectadas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Dijo también que uno de los componentes de dicho programa era para el funcionamiento de las Escuelas de Tiempo Completo, cuyos recursos ahora se entregarán de forma discrecional y sin transparencia, lo cual dijo, es característica del gobierno de la autodenominada Cuarta Transformación.

El de Escuelas de Tiempo Completo hasta 2020 era un programa independiente; sin embargo, a partir de 2021 su presupuesto se incorporó al de La Escuela es Nuestra. Lamentablemente, de 2019 a 2021 hubo un recorte considerable al programa de prácticamente el 50 por ciento, y ya para 2022 simplemente lo desaparecen y ya no hay presupuesto”, advirtió el legislador blanquiazul.

Recordó también que para 2019, el presupuesto aprobado para Escuelas de Tiempo Completo fue de 10 mil 189 millones de pesos; en 2020 se redujo a 5 mil 100 millones de pesos; en 2021 se le asignaron 5 mil 500 millones de pesos; pero ya para el 2022, el presupuesto fue cero pesos.

Señaló que de acuerdo con la Tercera Entrega por parte de la ASF a la Cuenta Pública 2020, se detectaron irregularidades en este programa por poco más de 573 millones de pesos.

Dijo que en lo que compete a la entrega de recursos a los Comités Escolares de Administración Participativa (CEAP), la auditoría investigó a mil 686 planteles, en los que se detectaron irregularidades por 552 millones de pesos, los cuales fueron entregados a sus respectivos CEAP; sin embargo, no cuentan con las pruebas que demuestre que los recursos otorgados se aplicaron para los fines que establece el programa.

Agregó que ante las críticas que generó la decisión de desaparecer el programa de Escuelas de Tiempo Completo, incluso de legisladores de Morena, la dependencia educativa anunció que el programa se mantendrá dentro de ‘La Escuela es Nuestra’, pero los apoyos de alimentación y horario ampliado se entregará directo a padres de familia, sin intermediarios.

Esta misma dinámica se presentó cuando desaparecieron las estancias infantiles en el 2019, cuando se anunció que los apoyos se entregarían directo a los padres de familia; situación que afectó directamente a la niñez, al tratarse de una política asistencialista y carente de protección de derechos a este grupo poblacional”, advirtió.

Sin embargo explicó que las Reglas de Operación publicadas el pasado 28 febrero del programa ‘La Escuela es Nuestra’, ya no considera a las Escuelas de Tiempo Completo, situación que deja a la arbitrariedad de las autoridades el otorgar este apoyo a las madres y padres de familia. 

Puntualizó que el Gobierno Federal ha demostrado su nulo interés en privilegiar el interés superior de la niñez y adolescencia, pues está más que demostrado por distintos estudios de organizaciones nacionales e internacionales, que una mala alimentación entre las niñas, niños y adolescentes genera menores capacidades de aprendizaje y aprovechamiento.

“Con estas medidas se vulnera el espíritu garante de la Ley General de Niñas, Niños y Adolescentes, pues al ser políticas asistencialistas, los beneficiarios serán los adultos que reciban directo el apoyo y no la niñez y adolescencia, violentando el principio del interés superior de la niñez que establece que en toda política pública el Estado debe velar por priorizar a la infancia”.