Teresa Bracho lanza críticas contra iniciativa de reforma educativa de AMLO.

La consejera Presidente del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), Teresa Bracho González, lanzó diversas críticas a la iniciativa de reforma educativa de Presidente Andrés Manuel López Obrador.

En entrevista con René Delgado para Grupo Reforma, Bracho González consideró que dicha iniciativa contiene “descuidos enormes”, que van desde errores de redacción, hasta omisiones como la autonomía universitaria.

Advirtió que la iniciativa no tiene fundamentos sólidos, y puso como ejemplo el hecho de que se propone cancelar al INEE porque se le percibió como un instrumento persecutor de maestros.

“Me parece que tiene unos descuidos enormes, no sólo el tema que se señaló de inmediato de la autonomía universitaria, errores de redacción elementales, por ejemplo, afirma que la abrogación de la reforma educativa no tiene sentido, entonces dices qué no tiene sentido, ¿la abrogación o la reforma educativa? Cualquier instrumento legal tiene que estar fundado y motivado, y la única fundamentación para cancelar al Instituto es que se le percibió como un instrumento persecutor de los maestros, por lo tanto, se cancela. A mí no me da la sensación de que sea una fundamentación legalmente fuerte”.

Asimismo expresó su preocupación ante un escenario en donde el Estado pierda la rectoría de la educación.

Y es que alertó sobre la posibilidad de que con la cancelación de la reforma educativa, desaparezcan los concursos de ingreso y promoción de los maestros.

Afirmó que no se debe regresar a un sistema escalafonario tradicional, en donde se abre la puerta de la corrupción no sólo sindical, sino de la propia autoridad educativa.

“Si se echan para atrás los concursos de ingreso y promoción, sin duda, sí, advierto ese enorme riesgo. No pueden dejar los concursos de ingreso y promoción en manos del escalafón tradicional, el poder de los sindicatos, porque la corrupción se cuela no sólo en el sindicato sino en la autoridad”.

Del mismo modo reconoció el conflicto que se generó con la palabra “permanencia” en la actual legislación educativa, por lo que destacó que el INEE ve con buenos ojos que sea eliminada.

Sin embargo aclaró que el INEE nada tiene que ver en la relación laboral de los maestros, que es atribución de la autoridad educativa, y que el organismo autónomo sólo se encarga de que las evaluaciones sean justas y pertinentes de acuerdo con parámetros de validez técnica.

“Sí (que se retire el vínculo de la permanencia en el servicio con la evaluación), pero esa es una función de la autoridad, el Instituto no tiene nada que ver con la relación laboral. Esa es una función de la autoridad, por eso es que toda la evaluación del Servicio Profesional Docente es una atribución de la autoridad educativa y el Instituto sólo valida que sea justa, que sea pertinente y que se está otorgando la calificación conforma a los parámetros elementales de validez técnica”.

Por último afirmó que el INEE es el chivo expiatorio de las políticas educativas del Gobierno del expresidente Enrique Peña Nieto.

“Así lo he dicho, (el INEE) es el chivo expiatorio de las políticas educativas del Gobierno de Peña Nieto”.

 

 
 

Comenta la publicación.