in

República de Corea dona cubrebocas a México; serán distribuidos a estudiantes y personal educativo que regresan a clases

El gobierno de la República de Corea, a través de Unicef México, donó al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) 500 mil cubrebocas, los cuales serán serán distribuidos a estudiantes y personal educativo de las escuelas ubicadas en las entidades federativas que se encuentran en semáforo verde los cuales se preparan para el retorno a clases presenciales.

«Los cubrebocas que recibimos serán una herramienta principal para el cuidado de nuestras niñas y niños y del personal educativo para un retorno seguro a clases presenciales», señaló Juan Antonio Ferrer, director general del Insabi,

El funcionario recordó que cinco entidades pasaron ya a semáforo verde: Coahuila, Chiapas, Nayarit, Tamaulipas y Veracruz.

Destacó que en los próximos días se vacunará al personal educativo de dichos estados, los cuales se suman a Campeche en la preparación de protocolos para el regreso a clases presenciales.

«Nuestro agradecimiento al gobierno de Corea, a la Unicef, por hacer posible el regreso a clases de los niños y jóvenes de México y por su preocupación por la población de nuestro país”, finalizó.

En tanto el embajador de la República de Corea, Suh Jeong-in, señaló que su país está en la primera línea de ayuda en el mundo ante la pandemia de COVID-19.

[quads id=4]

Dijo que Corea y sus empresas han ayudado en sus esfuerzos por contrarrestar la pandemia y puso como ejemplo a la empresa Seegene que el pasado 8 de abril, donó 50 mil pruebas PCR, 20 mil mascarillas quirúrgicas y 100 unidades de congeladores para almacenar pruebas COVID-19.

«En esta ocasión a través de Unicef México entregamos 500 mil cubrebocas para proteger a niñas y niños. Estos insumos son un grano de arena para que los estudiantes puedan regresar a las clases presenciales de forma segura y dejar las clases virtuales», agregó el Embajador.

Por su parte, Jean Gough, directora regional de Unicef para América Latina y el Caribe, advirtió que debido a la pandemia, niños y niñas no pueden acceder a servicios esenciales como la educación, la salud, la protección o la nutrición.

Detalló que es imprescindible asegurar la continuidad de todos estos servicios básicos a los niños, niñas y adolescentes de todo México.

Precisó que la donación de 500 mil cubrebocas por parte del gobierno de Corea del Sur, ayuda a dar continuidad, no sólo a los servicios educativos, también para las y los promotores de la salud en dos entidades federativas:

“Estas 500 mil mascarillas servirán para proteger a profesionales de la salud y promotores comunitarios en estados prioritarios como Chiapas y Yucatán, donde hay una gran cantidad de niñas, niños y adolescentes en condiciones de sobrepeso y obesidad”, agregó.

Finalmente recalcó que en tiempos de una pandemia que ha exacerbado las desigualdades que ya existían, esta colaboración clave con Insabi se ha vuelto aún más importante para llegar a los hogares más vulnerables del país con servicios de nutrición, salud y educación temprana.