Presiona CNTE para que se abrogue la reforma educativa.

La Sección 22 del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE), inició un paro de labores de tres días como medida de presión para que se abrogue la reforma educativa.

Y es que a partir de hoy 25 y hasta el 27 de febrero, los maestros de la disidencia magisterial en Oaxaca se movilizarán de manera masiva en la Ciudad de México.

Desde esta mañana, un grupo de docentes instala casas de campaña frente a la Cámara de Diputados para presionar a los legisladores y echen abajo la reforma educativa que impulsó Enrique Peña Nieto.

La Convocatoria de la seccional con fecha de 23 de febrero exhorta a las bases magisteriales de Oaxaca a cumplir con el llamado de la dirigencia para “fortalecer nuestro Movimiento Democrático Magisterial Oaxaqueño”.

Según el vocero de la Sección 22, Wilbert Santiago, el magisterio oaxaqueño exigirá el cumplimiento de las promesas de campaña que Andrés Manuel López Obrador hizo en materia educativa.

 

 
 

Comenta la publicación.