Prepara CNTE huelga nacional.


La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) tiene como objetivo fortalecer la lucha por la abrogación de la reforma educativa, sus leyes secundarias y acuerdos de la SEP, así como  las reformas estructurales.

De acuerdo con el Documento orientador rumbo al  III  congreso estatal extraordinario publicado por la Sección 22 del SNTE de Oaxaca, se pretende fortalecer a la CNTE y al movimiento popular incorporando nuevos contingentes que favorezcan el crecimiento cualitativo y cuantitativo de la insurgencia magisterial.

Esto con la finalidad de que  el movimiento encuentre mejores condiciones de organizar una resistencia y desobediencia civil, “definiendo tiempos, un plan de combate contra el régimen y la construcción del Frente Único de Lucha Nacional, con miras a preparar  una Huelga Nacional”.

En ese sentido, el documento llama a la construcción de un gran movimiento social y popular.

Afirma además que la construcción de este gran frente deberá ser “el  resultado de una necesidad natural de luchar y que a partir de la acumulación de fuerzas entre todos los sectores sociales del país se pueda de manera inteligente, propositiva y comprometida arribar a la Huelga General para enfrentar y derrotar al enemigo común representado por un gobierno que sirve solo a los intereses del capital nacional y transnacional”.

Democratizar al SNTE

Asimismo, el  documento considera indispensable que los delegados que confluyan al III Congreso Nacional Extraordinario de la Coordinadora asuman la responsabilidad histórica de analizar y diseñar una ruta que permita la unificación de todos los contingentes magisteriales en la consecución de democratizar al SNTE

El objetivo central -según la Coordinadora-, es convertir al Sindicato en un gremio  de clase e instrumento de lucha de los trabajadores.

Defensa de las normales rurales.

Del mismo modo, el congreso  de la CNTE apunta a la defensa del normalismo, especialmente a las normales rurales.

“El hostigamiento, represión física y desaparición de instalaciones mediante la fuerza, ha sido una constante de los gobiernos tanto federal como estatales quienes mantienen una política de desmantelamiento, pretendiendo el cierre de las normales públicas, empezando con las normales rurales”.

Por ello, la CNTE consideró  una “necesidad urgente”  la defensa del normalismo, pues “es imperioso proteger los espacios para formar maestros, verdaderos organizadores sociales” señala el documento.

El documento completo AQUÍ.


La Redacción
Editor principal del sitio

Zona de debate