Partidos de oposición presentan su reforma educativa; evaluación docente ya no será punitiva, aseguran.

Partidos de oposición expresados en PAN, PRI, PRD y MC, presentaron una iniciativa de reforma educativa paralela a la iniciativa que presentó el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Dicha iniciativa para reformar los artículos 3, 31 y 73 de la Constitución fue presentada por los legisladores Juan Carlos Romero Hicks, René Juárez Cisneros, Tonatiuh Bravo y Ricardo Gallardo.

Se trata de una iniciativa que busca ser complemento de la propuesta anunciada del Ejecutivo de la Nación, quien busca echar abajo la reforma que impulsó Enrique Peña Nieto.

De acuerdo con el Romero Hicks, la iniciativa es “innovadora” y amplia, ya que se construyó con especialistas y Organizaciones de la Sociedad Civil.

“¿Qué es lo que nos motiva? Nos motiva presentar una iniciativa de contraste, en complementariedad con el Ejecutivo federal y otras que ya son del conocimiento del país, para poner ya de relieve tres aspectos: unas innovaciones, algunas mejoras y algunas para poder mantener lo necesario”, afirmó.

Y es que aseguró que con esta iniciativa, el educando será el centro de todo, y los maestros van a tener el respeto que merecen.

“En la parte de la innovación incorporamos temas de Derechos Humanos, aspectos de interculturalidad, el tema de la ciencia la tecnología y la innovación, la obligación del Estado para impartir la educación superior y como giro y foco de todo: el educando. Y como un agente principal a ser respetado: el maestro, que hoy se siente vulnerado y ofendido”.

De entre las particularidades, la oposición en San Lázaro propone extinguir al Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) y sustituirlo por un Centro Nacional para la Mejora Continua de la Educación, el cual también tendrá autonomía.  Dicho Centro se encargará entre otras cosas, de la evaluación y capacitación de los docentes mexicanos.

Destaca la Ley del Servicio de Desarrollo Profesional del Magisterio, la cual mientas no esté aprobada, “los procesos de evaluación para el ingreso, promoción, reconocimiento y permanencia a los que se refiere la fracción III del artículo tercero, se llevarán a cabo conforme a la legislación vigente al entrar en vigor el presente Decreto”.

Romero Hicks afirmó que se le quitará lo punitivo a la evaluación docente, y por el contrario, ahora será formativa e integral.

“Estamos a favor de una evaluación formativa, no punitiva, integral y que dé mejores condiciones para todas las personas”.

Y puntualizó:

“Hoy que se inicia el debate con las Audiencias Públicas, estamos seguros que este contenido va a ser de gran inspiración para buscar una visión integral, una visión incluyente y una visión a la altura de lo que México merece”.

 

 
 

Comenta la publicación.