PAN advierte sobre “regresión autoritaria” en educación; insiste en quitar lo punitivo a la evaluación docente.

El coordinador de los diputados del PAN, Juan Carlos Romero Hicks, planteó a los diputados de las comisiones unidas de Educación y de Puntos Constitucionales que todas las iniciativas de reforma constitucional en materia de educación, sean consideradas para la elaboración del dictamen correspondiente, y evitar que el documento derive en una involución educativa.

Y es que advirtió que existe el riego de que el Estado pierda la rectoría de la educación, y que regresen prácticas corruptas como la herencia y venta de plazas docentes.

“Corremos muchos riesgos. Uno de ellos es perder la rectoría del Estado, eso sería intransitable. No podemos permitir regresar a estructuras clientelares, corruptas y corruptoras de algunas prácticas aisladas sindicales, en donde el ocupante de una plaza se sentía el dueño, por lo tanto la podía heredar, vender, regalar o prestar. Esto sería una regresión autoritaria y no sería una reforma educativa, sino una involución educativa”.

En su participación en la audiencia pública de este día para discutir y analizar la iniciativa de reforma constitucional del Ejecutivo federal en materia de educación, el legislador reveló que existen 17 iniciativas de reforma educativa, entre ellas una que presentaron conjuntamente los grupos parlamentarios del PAN, PRI, MC y PRD, que es dijo, “una propuesta innovadora, profunda, amplia y complementaria de todas las demás, y que, por supuesto, que en la deliberación puede ser enriquecida”.

Advirtió también que no debe perderse el foco de atención de la educación, que es el educando, y que el papel del maestro tiene que dignificarse por ser un agente primordial de la transformación, garantizándoles el derecho a un sistema de formación continua.

En ese sentido dijo que es necesario que se mantengan la evaluaciones docente, pero que se le quite el carácter punitivo “y acreditarla como algo que sea formativa, que estimule, que sea transparente y que reconozca a todas las personas”.

Del mismo modo advirtió sobre el riesgo de desparecer las evaluaciones de selección de primer ingreso, porque no hacerlas “sería regresar a la venta de plazas y a eso se le llama corrupción”.

Expresó nuevamente su desacuerdo por la propuesta de desaparecer el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), que es un ente con plena autonomía constitucional.

“Se requieren contrapesos, no compartimos esta intención de quitar un contrapeso de un órgano autónomo del Estado mexicano ¿Se puede mejorar? Sin duda, pero sería como regresar a que la Secretaría de Gobernación organizara las elecciones. No puede ser así”.

Por último, lanzó críticas a la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE), porque sólo descalificó la actual reforma educativa, pero “nunca entregó un sólo párrafo de propuesta a la legislación”.

 

 
 

Comenta la publicación.