OCDE emite 11 recomendaciones para mejorar las habilidades de los mexicanos

 

Mejorar las competencias, habilidades y destrezas de México es uno de los principales desafíos del país, precisó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

El organismo advirtió que a pesar de los esfuerzos y avances recientes, el nivel de habilidades de los mexicanos sigue siendo preocupantemente bajo.

Y es que de acuerdo con los resultados más recientes del Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos de la OCDE (PISA), un gran número de jóvenes mexicanos aún no logran desarrollar altos niveles de competencias, habilidades y destrezas.

Se debe, según la OCDE,  al bajo desempeño escolar en el País, lo cual incide en la vida laboral de los jóvenes.

Precisó que “debido a los altos niveles de informalidad, la calidad de la mayor parte de los empleos en México es baja, y esto no ayuda a desarrollar y mejorar las habilidades de los trabajadores”.

En ese sentido, la OCDE emitió once recomendaciones prioritarias para la Política de Habilidades en México, así como los pasos a seguir para:

1. Reforzar la colaboración entre Secretarias y otras dependencias públicas en la política de formación de habilidades.

2. Fortalecer la vinculación entre todos los participantes en el proceso para mejorar el nivel de habilidades de la población.

3. Fomentar una estrecha colaboración entre las autoridades sub-nacionales y el resto de los actores del sistema para mejorar el desarrollo de habilidades en todas las regiones.

4. Identificar las habilidades necesarias para ingresar y completar con éxito los niveles superiores de educación.

5. Recopilar información de calidad acerca de la oferta y la demanda de habilidades en el país.

6. Reforzar la diseminación de información acerca de la demanda y oferta de habilidades en el país.

7. Apoyar la transición del ámbito académico y de formación al mercado laboral.

8. Apoyar la participación en y mejorar los resultados de los distintos programas de activación de empleos para ingresar o reingresar al sector formal de la economía.

9. Identificar las habilidades para mejorar la productividad e impulsar la innovación.

10. Proporcionar formación permanente y de alta calidad a los trabajadores.

11. Identificar las habilidades necesarias para aumentar la empleabilidad y promover el aprendizaje a lo largo de la vida de la población trabajadora.