Llama Chuayffet a diferir y protestar, pero sin faltar a clases.


Emilio Chuayffet Chemor, Secretario de Educación Pública (SEP), afirmó que es bienvenida  la disidencia con la reforma educativa, pero llamó a diferir y protestar, pero sin faltar a clases.

Aceptó que la institución que dirige ha fallado en saber comunicar a la gente, “para que se sepa bien a bien” en qué consiste la evaluación de los maestros.

Esto lo reconoció durante el espacio de preguntas y respuestas de un seminario educativo organizado por el Colegio Nacional en ocasión de su 70 aniversario, y donde voces en el auditorio expresaron su inconformidad por la reforma educativa recientemente aprobada, por considerarla punitiva y que sólo se enfoca en los maestros.

“No hemos hecho el ejercicio de comunicación”, dijo Chuayffet e intentó explicar en qué consiste.

“Los dos primeros años, un maestro de nuevo ingreso que apenas está accediendo a la profesión tendrá que presentar un proceso de evaluación”. Si no es aprobado —dijo— tendrá un año de acompañamiento tutorial. Si en el segundo no es aprobado, “se va a su casa”, porque en el caso de docentes de nuevo ingreso no habrá derecho a la permanencia. “Para todos los demás sí tenemos que respetar el derecho a la permanencia y las condiciones genéricas de trabajo, prestaciones y ascensos” dijo el funcionario.

Si un docente que no sea de nuevo ingreso no aprueba el proceso de evaluación, hay un acompañamiento tutorial para la mejora profesional. “Si pasa, entra al ciclo de cada cuatro años; si no, se repite hasta tres veces el proceso, y para respetar el derecho a la permanencia se va a otro puesto del servicio público”.

Aseguró que la  política educativa del gobierno federal se basa en el interés superior de la infancia y que la noción de calidad para mejorar al docente,  tiene un carácter parcialmente laboral, que es un medio y no un fin.

 “Quienes sostienen que la reforma es laboral, en su ignorancia llevan la penitencia”, dijo.

Una persona que se identificó como maestro del Estado de México, señaló: “La postura de nosotros los maestros que no estamos a favor de la reforma educativa, me incluyo en ellos, no es porque tengamos miedo a evaluarnos, todo lo contrario, lo que vemos es que la evaluación es punitiva. Me puedo contar entre los maestros que hemos organizado marchas, pero no hemos faltado a clase una sola vez; primero vamos a trabajar y luego vamos a protestar”.

Desde el presídium, Emilio Chuayffet, quien estaba acompañado de los ex secretarios de Educación Pública Fernando Solana y Miguel Limón Rojas, tomó la palabra.

“Al maestro del Estado de México que me dijo que él protesta [ pero no falta a clases, sin embargo su ejemplo no es el imperante. Oaxaca en los últimos 10 años tiene inasistencias de 71 días al año, esa es la mayoría de la disidencia, no es usted, lamentablemente. Quisiéramos más disidentes como usted”, dijo.

Con información de El Universal.

La Redacción
Editor principal del sitio

Zona de debate