in

Exige PAN apurar vacunación para regreso seguro a clases presenciales

El dirigente del Partido Acción Nacional, Marko Cortés, lanzó críticas la gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador por la improvisación y negligencia, a 16 meses del reconocimiento oficial de la pandemia en México.

Dijo que el gobierno federal debe descentralizar el proceso de vacunación para que los gobiernos estatales y la iniciativa privada puedan colaborar en su aplicación, con el fin de lograr que los más de 25 millones de estudiantes de educación básica queden protegidos del Covid-19 y su regreso a las clases presenciales el 30 de agosto sea seguro.

Estamos ante una nueva y más grave ola de contagios debido a las nuevas cepas del virus, y previo al regreso a clases las autoridades deben apurar el proceso de vacunación, ya que aún faltan millones de personas por recibir la primera dosis y muchos más su segunda dosis”, afirmó.

Y es que lamentó que desde un principio la vacunación se haya politizado, ya que se centralizó el proceso de adquisición de vacunas desde la Secretaría de Relaciones Exteriores que encabeza Marcelo Ebrard.

Lo anterior dijo, sigue costando vidas y hoy el País enfrenta un tercer brote de contagios del virus SARS-CoV-2.

En ese sentido advirtió que llegó el momento de que el responsable de la adquisición de las vacunas sea el Consejo de Salubridad General, para que se permita mayor participación en el proceso de vacunación a los Gobiernos estatales, así como a particulares.

Exigió además que se tomen todas las medidas necesarias, que se acelere, facilite y pluralice el proceso de vacunación, ya que consideró que todavía hay tiempo para que se asegure que el regreso a clases del próximo 30 de agosto no pondrá en riesgo la vida de las familias mexicanas.

“Las medidas para contener las nuevas cepas deben ser más estrictas y no tan laxas como hasta ahora, porque de lo contrario México no logrará salir de la curva de contagios ni muertes por COVID, que ahora impacta en niños y jóvenes”.

Y agregó:

“Ahora que ya se anunció el retorno a las clases presenciales, es el momento propicio para que los gobiernos estatales y la iniciativa privada se involucren directamente en la aplicación de la vacuna a los niños y jóvenes de educación básica”.