Criminalizar la protesta.


 

Tizas

La infumable iniciativa criminalizante de maestros paristas de Eruviel Ávila se quedó en la “falta de consenso” con los líderes sindicales, sin embargo, el “razonamiento” priísta del Gobernador de Estado de México nos avisa que, en éste País, la protesta es una impoluta priedra en el zapato que debe exterminarse ya.


La Redacción
Editor principal del sitio

Zona de debate