Con normalidad y de escuela a escuela, siguen los créditos vía nómina para maestros.


créditos_optEl pasado 21 de noviembre, el Gobierno Federal y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), signaron un acuerdo para refinanciar las deudas que maestros adquirieron con diversas Sofomes en muchas casos en condiciones ventajosas para la entidad financiera.

Por medio del  Programa de Refinanciamiento de Créditos de Nómina, el Gobierno Federal  busca  beneficiar a más de 300 mil profesores cuyos salarios se ven mermados por los intereses adquiridos.

Opera a través del Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros  (BANSEFI)  y tiene un fondeo inicial de 5 mil millones de pesos,.

Con dicho  programa,  el trabajador de la educación agremiado al SNTE podrá pagar sus actuales créditos de nómina a través de un crédito de BANSEFI, que también será descontado de su nómina, pero con mejores términos y condiciones:

-Una reducción del 70% en promedio del Costo Anual Total que hoy pagas.

-Plazos de 12 o 30 meses.

-Sin garantías adicionales.

-Sin comisiones ni letras chiquitas.

Sin embargo y aun cuando el programa de refinanciamiento de créditos del Gobierno Federal y el SNTE identifica las condiciones ventajosas con las que entidades financieras otorgaban sus créditos,  éstas continúan operando con normalidad,  pues siguen autorizando créditos vía nómina que la propia Secretaría de Educación Pública (SEP),  procede a descontar al trabajador.

Tal es el caso de la entidad financiera Kondinero que presume desde su sitio web que tiene 111 sucursales alrededor de la república y convenios establecidos con el SNTE en 25 estados, entre secciones federales y estatales.

Del mismo modo la entidad financiera Paguitos,  que ofrece préstamos vía nómina para hacerlos efectivo en un lapso de 24 horas, con un  CAT promedio de 63.7 %, sin aval, ni prendas de garantías para el trabajador.

Tales empresas crediticias operan de escuela en escuela con promotores que manifiestan la certeza de los convenios establecidos con el SNTE y la autoridad educativa.

De acuerdo con una nota publicada en el portal de noticias La Silla Rota, fue el propio gremio magisterial quien permitió que  diversas empresas crediticias ofrecieran sus servicios al magisterio del País.

“…la gestión de la ex dirigente Elba Esther Gordillo, actualmente en prisión, dictó instrucciones para que un reducido número de compañías pudieran realizar préstamos a los miembros del  SNTE, los cuales les eran deducidos de sus sueldos, con base en un acuerdo con el propio sindicato y con autoridades de la Secretaría de Educación Pública (SEP), actualmente a cargo de Emilio Chuayffet”, señala la nota.


Zona de debate